ULTIMAS NOTICIAS

Ahora resulta que van a nombrar al gato “protector de los ratones”.  Eso es lo que se desprende del hecho de que un grupo de hidrocefálicos haya nominado a Trompo Loco para el Premio Nobel de la Paz.  Innegablemente, la academia sueca no lo va a aceptar, y si por alguna razón equivocada lo hiciera, entonces habría que ver cuanto pagó el loco por eso. 

Ya está harto demostrado que trompo loco no tiene nada de honesto y e muchos casos sus seguidores. Porque que hay cosas que nunca pueden estar juntarse.  Por ejemplo: ser honesto, inteligente y seguidor de Trump es algo imposible de congeniar.  Porque si eres inteligente y y eres seguidor de Trump, entonces no eres honesto; Si eres honesto y eres seguidor de Trump, entonces no eres inteligente; y si eres inteligente y honesto, no eres seguir de Trump.

 

Siguiendo el hilo en el mismo carrete, el último libro de Bob Woodward, el destacado periodista del Washington Post, sin que el escritor lo supiera, dejó en calzoncillos a Trompo Loco.  En el libro el flamante presidente le dice al periodista, que él “sabía desde un principio lo peligroso que es el Coronavirus” pero que trató de minimizarlo para no crear pánico.  ¿Si? ¡Que se tape un ojo y nos cuente una de piratas!

Si eso fuera vedad, entonces él mismo se puso la soga al cuello, porque él no solo dijo que eso era “solo una gripe”, sino que no hizo nada para frenarlo.  También, aunque sabemos que él es un “moron”, nadie lo es tanto para pensar que puede tapar el sol con dedo.

Sencillamente a ese señor le importa muy poco la suerte del pueblo, y quiso ignorar la pandemia porque le iba afectar a sus planes de reelección. ¡A otro perro con ese hueso!

 

La gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer, le tiró duro a Trompo Loco, dijo que el hombre es “un peligro para el pueblo americano” ¿Para los americanos? ¡Para todo el mundo!  ¡Los americanos son los menos afectados por las maldades de ese señor! Los inmigrantes latinoamericanos; los países del tercer y todo el que no es ni rubio ni rico, está en peligro con este incordio.  Si se reelige ¡Que el Señor no encuentre confesados!

 

Señores el Coronavirus no es solo una pandemia, es también la explicación para no hacer nada.  Ahora de todo le echan la culpa al Coronavirus.  Si alguien se muere de una borrachera, “lo mató el Covid”; Para no trabajar, los vagos dicen que “es peligroso”; y la policía para justificar su incapacidad de detener la violencia, dice que la culpa es del Covid porque los muchachos están ociosos. ¿Oh Si? Quiere decir que para entretenerse tienen que entrarse a balazos.

 

Grand Rapids se ha convertido en un 4 de julio permanente, todos los días suenan torpedos por las calles, pero no artificiales, sino de balas.  La verdad es que, entre muchas otras cosas, la causa de las muertes con balas es la enorme cantidad de armas de fuego que hay en las calles en manos de mozalbetes y delincuentes.  Pero las autoridades no quieren admitirlo ni hacer nada al respecto, porque en este país la llamada Segunda Enmienda es sagrada.  “No se enajenará el derecho a tener armas”, dice la Constitución. O sea, que mientras tanto, le echamos al culpa al Coronavirus!

 

Nos vemos en los próximos jalapos si la Virgencita lo permite.


EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

GALERÍA DE FOTOS

Video de hoy

Comentando Los hechos

FOTO NOTICIAS