ULTIMAS NOTICIAS

El evento a favor de los policías

 

El pasado lunes 22 de junio se llevó a cabo un evento en apoyo a los oficiales de policía en el Calder Plaza de Grand Rapids.  Algo lógico en momentos en que los oficiales están en la línea de fuego en todo el país, pero irrazonable cuando se hace sin la admisión de los errores que condujeron a la crisis que vivimos hoy. ¿Cuáles errores? Los excesos en el comportamiento de algunos oficiales hacia los ciudadanos.

El evento hubiera sido muy constructivo si hubiera sido organizado con la participación de grupos sociales, especialmente de minorías quienes han demostrado no tener ninguna saña contra los agentes de policía.  Muestra de ello, fue la marcha que se hizo en el centro de la ciudad donde policías y ciudadanos se ocuparon de que la misma fuera ordenada, y en la que participó el propio jefe e la policía.

El evento del lunes, fue más una acción para dividir que para unir.  La persona a cargo de hacer la oración para iniciar acto, Mark Gurley, dijo en esta, que las protestas contra los abusos policiales son parte de un plan comunista para socavar la “América libre”.

Gurley es el fundador del grupo Make Michigan Great Again, cuya tendencia ultra derechista es harta conocida.

Otro de los participantes, Johnny Ortiz, fue uno de los mas severos críticos de que el jefe de policía se arrodillara junto a manifestantes en la protesta de Grand Rapids que se hizo pacífica y ordenadamente.

Tal vez como una muestra de tendencia a la unidad, el jefe de policía Eric Payne asistió al evento, pero no participó en él.

Lo que está ocurriendo actualmente con los departamentos de policía es sencillamente un cuestionamiento de sus métodos, que desde hace muchos años se viene reclamando ante oídos sordos.

Esa indiferencia a un justo reclamo es lo que se ha generado que los ciudadanos salgan a las calles a exigir el derecho que se les ha negado.

Los oficiales de policía que salen a las calles y enfrentan sus vidas para proteger a los ciudadanos, no son realmente los culpables de la actual situación, sino los responsables de mantener un estatus llamado “protocolo” que ha provocado muertes injustificadas.

A nuestro entender, el acto llevado a cabo el pasado 22 de junio en el Calder Plaza, no tuvo como objetivo defender a nuestros agentes de policía de los ataques y acusaciones de racismo, sino hacer campaña política para la actual administración y los ideales de ultra derecha.

Es una pena que se haya utilizado la imagen y el recuerdo de oficiales que perdieron la vida para proteger a los ciudadanos como elemento para dividirlos.


EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

GALERÍA DE FOTOS

Video de hoy

Comentando Los hechos

FOTO NOTICIAS