ULTIMAS NOTICIAS

Si es Goya, no lo quiero

 

El escándalo que se produjo por los elogios, indiscutiblemente inmerecidos, que le tributó el Presidente de Goya Corporation, Robert Unanue, al presidente de Estados Unidos Donald Trump, nos da la oportunidad para aclarar algunos conceptos errados que tiene mucha gente respecto a lo que es la democracia y lo que significan las palabras boicot y sabotaje.

Cuando algunas organizaciones hispanas llamaron a un boicot a los productos Goya, hubo gente que gritó que eso es una violación a los preceptos democráticos y la libre expresión del pensamiento.  Nada mas equivocado.  La democracia consagra el derecho a expresarse en palabras o en actos siempre y cuando estos no vayan en contra de las leyes.

El señor Unanue, tiene todo el derecho de expresar lo que piensa del presidente y nadie tiene el derecho de impedírselo.  Así también, los que no están de acuerdo con él, tienen el derecho de expresarlo en palabras y en hechos.  Hechos como dejar de comprar sus productos.

Nadie nos puede obligar a consumir un producto que no queremos, ni nos puede condenar porque no nos de la gana de comprarlos.  Y aquí la aclaración de los conceptos Boicot y Sabotaje.

Si los detractores de Robert Unanue, es decir, los que llamaron al boicot contra los productos Goya, estuvieran amenazando a los comerciantes que los venden para que los retiren de sus estantes, estarían haciendo sabotaje, lo cual es ilegal, inmoral y abiertamente antidemocrático. Pero hasta lo que sabemos eso no ha pasado.

Un ejemplo de sabotaje, es lo que hace Estados Unidos con los gobiernos que no les son de agrado.  El embargo a Cuba con la ley Hemls Burton, que multa con penas graves a las empresas que hacen negocios con el país caribeño.  O lo que hace Israel cuando embarga los barcos de alimentos que son enviados a territorio palestino.  También, lo que hacían las mafias de Chicago y Nueva York, que quemaban los establecimientos que no pagaban por “seguridad” o vendían sus productos.

Un boicot, es una medida de presión contra una empresa para obligarla a una acción definida.  Este es el caso del boicot al que llamó Cesar Chávez en los años 90 contra los productores de vegetales que utilizaban pesticidas que afectaban la salud de los trabajadores agrícolas.  Chávez llamó al no consumo de esos vegetales.

A nuestro entender, el señor propietario de la empresa Goya, debió recordar que los mas importantes consumidores de sus productos, son los hispanos residentes en los Estados Unidos,  porque representan una población de mas de 50 millones con capacidad de compra en divisa, es decir, dólares. Y que esos poderosos compradores son las mayores víctimas de la política anti inmigrante del presidente Donald Trump.

Obviamente al señor Unanue, no le importa la suerte de las miles de familias separadas, de los miles de niños encarcelados como reos y los millones de trabajadores indocumentados que viven en la inseguridad de un día perderlo todo y ser deportados lejos de sus hijos.

La molestia que han causado los elogios a Trump del señor Unanue, han hecho que la gente voluntariamente, sin que nadie los llame a boicot, diga: si es Goya, no lo quiero.

 


EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

 

Video de hoy

Andrés Abreu y Gabriela Hill pasan revista a las infomaciones más importantes de la edición de El Vocero Hispano de fecha 7 de agosto del 2020.

FOTO NOTICIAS