ULTIMAS NOTICIAS

El Coronavirus y el negocio de los fármacos

Desde que la Organización Mundial de la Salud declaró el Coronavirus como Pandemia en el primer trimestre del año en curso, las gigantescas compañías productoras de medicamentos emprendieron la búsqueda de la vacuna y las posibles medicinas para curar la enfermedad. Esto por muchas razones. La primera y mas importante de ellas fue, aprovechar la oportunidad para mercadear un producto que el mundo entero, es decir, los más de seis mil millones de habitantes, se verán obligados a consumir.

En términos de naciones, para cualquier potencia de la Europa del este o la del oeste, así como para los de los continentes asiático, y americano, encontrar la cura de la pandemia significa asumir una posición de liderazgo en el mercado mundial de fármacos.

Lamentablemente, todas esas naciones como las poderosas compañías farmacéuticas, actuaron por su lado para resolver un mal que nos afecta a todos.  Es muy probable que si hubieran trabajado juntos, la vacuna que se hubiera estado aplicando en todo el mundo.

¿Por qué no hicieron?

Porque inmediantemente comenzaron a aparecer los casos del COVID-19 en Estados Unidos, El presidente Donald Trump comenzó a acusar a China de haber creado el virus, y a imponer nuevas sanciones contra la nación asiática.  Sacó a los Estados Unidos de la Organización Mundial de la Salud y negó que el Coronavirus fuera un enfermedad mortal. La llamó “una gripe” y acusó a sus oponentes partidarios de estar alarmando la situación para obtener ventaja política.

Como sombra que nubla la razón y oculta la verdad del sol, su influencia como líder del país que es económica, política y militarmente más poderoso del mundo, alcanzó a nublar el cielo de Brasil, y otros gobernantes del mundo vasallos del poder del dólar.  Así tenemos que, en América Latina, Brasil, Perú, Colombia y Ecuador, entre otros, son los países mas afectaos por la pandemia.  El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, repetía como papayo los postulados divorciados de la lógica del presidente Trump y terminó hasta él mismo contaminado con el mal.

En medio de una situación de emergencia vital humana como ésta, el presidente Trump endureció el embargo contra Cuba, país que pese a esa injusta e irrazonable acción, es el que mas ha podido controlar el virus.

Hace unas tres semanas, el gobierno de Rusia anunció que había logrado hacer la vacuna y las pruebas en humanos y que habían resultado exitosas, y China por su lado, anunció que se acercaba a la cura de la pandemia.  Como por arte de magia, el gobierno de Estados Unidos seguido por su actual e incondicional de Inglaterra, cuyo primero ministro sigue la línea de Trump, denunciaron que jakers rusos estaban robando secretos de laboratorios estadounidenses, y una semana después el Departamento de Estado dijo que ciudadanos chinos estuvieron robando información de Estados Unidos relacionada con la cura de la pandemia.

Nosotros no somos quien para descartar esas acusaciones, pero si podemos ver como todo el mundo a ha visto, de qué manera el gobierno de Donald Trump se ha ocupado de dividir al mundo en momentos en que lo urgente es trabajar unidos.

Esta semana, el gobierno entregó 2 billones de dólares a la firma Pfeiffer para desarrollar la vacuna.  No sabemos por qué tan tarde ni por qué el contrato, porque la poderosa empresa farmacéutica no necesita recursos para desarrollar sus estudios, paro tal parece que el gobierno de Trump busca asegurarse tener el control de la vacuna.  Una acción más para dividir.


EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

 

Video de hoy

Andrés Abreu y Gabriela Hill pasan revista a las infomaciones más importantes de la edición de El Vocero Hispano de fecha 7 de agosto del 2020.

FOTO NOTICIAS