ULTIMAS NOTICIAS

Movimientos sociales y políticos

 

Aristóteles, el filósofo griego decía que “El hombre es un animal político”, porque nadie puede vivir ajeno a la política, y si lo quiere hacer, la política no será ajeno a él.  Todos los ciudadanos tienen un número electoral, lo que quiere decir, que equivalen a un voto.  Por eso, cuando no votan, votan, porque son contados como abstenciones, que de una u otra manera benefician a uno u otro candidato.

El 3 de noviembre habrán elecciones en Estados Unidos, los votantes decidirán si quieren renovar el mandato de Donald Trump por cuatro años más, o si por el contrario, debe salir de la Casa Blanca para darle paso a una opción menos fallida.

Históricamente, los norteamericanos votan por su bienestar, no por el de los demás.  Y si en la administración Trump están económicamente bien, no considerarán cambiar de caballo en medio del camino.

Los que si debían pensar en cambiar la mula, son los que han sido las mayores víctimas de la actual administración, que son las minorías, especialmente la hispana.

Donald Trump ganó la presidencia prometiendo expulsar a todos los indocumentados de Estados Unidos. Se trazó el plan, y así lo expresó, de impedir el ingreso a este país de personas procedentes de países del llamado Tercer Mundo.  Para esos planes está eliminando el DACA e imponiendo normas migratorias sin precedentes.  Eliminó la Lotería de Visas, el asilo político y el TPS, y si logra cuatro años más en el poder cumplirá su sueño de construir su muro de Berlín en la frontera con México y realizar deportaciones masivas como las que hizo Hitler con los Judíos antes de optar por el exterminio.

En las siguientes elecciones, los votantes no tienen del lado opuesto a Trump al mejor candidato, pero si una opción para frenar las acciones racistas del presidente de golpe y porrazo, como dice el dicho popular: “muerto el perro, se acabó la rabia”.

No votar, ni alentar a nuestros cercanos a votar contra Trump, es un crimen de lesa humanidad.

El actual presidente, no solo ha radicalizado el racismo en Estados Unidos, lo ha alentado a nivel mundial y está llevando al mundo hacia confrontaciones económicas que se elevarán a cuestiones políticas que podrían terminar en la opción militar.

China, que había congelado sus inversiones militares, aumentó su presupuesto de defensa a consecuencia de las tensiones con Estrados Unidos provocadas por Trump.  Rusia ha hecho lo mismo e Irán ha incrementado su enriquecimiento de Uranio debido a los ataques norteamericanos.

El actual presidente no ha firmado los tratados de control de armas nucleares que se mantienen desde hace décadas, lo que hará que las otras potencias activen sus armas por temor a un enemigo que no respeta las reglas.

Cuatro años más de Trump significarán una tragedia para el medio ambiente, para los pobres del mundo, y en especial para inmigrantes latinoamericanos en los Estados Unidos.


EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

GALERÍA DE FOTOS

Video de hoy

Andrés Abreu y Gabriela Hill comentan sobre las noticias de la edicion 1204 del 16 de octubre

FOTO NOTICIAS