ULTIMAS NOTICIAS

El derecho al pataleo se está pasando de los límites

 

El acto de la desesperación ante lo inevitable, es lo que se conoce en la jerga legal popular como Derecho al Pataleo.

En Estados Unidos en términos electorales, el pataleo del perdedor no es cosa común, porque este es un país institucionalizado en el que lo mas importante en el juego político es el respeto a las reglas. Cuando ha ocurrido alguno, ha sido efímero porque en mas de 200 años de historia republicana a nadie le ha pasado por la mente poner en riesgo el sistema político del país.

El pataleo de Donald Trump ante los resultados de las pasadas elecciones, ha ido mas allá de los límites conocidos, y peor aún, ha llegado hasta intentar resquebrajar todo el sistema electoral para desconocer los resultados y permanecer en el poder.

El colmo de los colmos ocurrió el miércoles en el Congreso de Michigan en Lansing cuando en una inusual y extraña audiencia concedida por los legisladores republicanos al abogado de Trump, éste, Rudolf Giuliani, se atrevió a arengar a los seguidores del presidente a presionar la legislatura estatal a desconocer los resultados de las elecciones en este estado.

Es bueno recordar que el presidente Richard Nixon renunció al cargo debido a que se descubrió que estaba violando las reglas del juego político, espiando las oficinas del Comité Nacional Demócrata con agentes de la CIA y el FBI.

Nixon recibió cargos criminales de los cuales se salvó por indulgencia de su sucesor el vicepresidente Gerald Ford.

Lo que está pretendiendo hacer el presidente Donald Trump ahora es tan grave y punitivo como las acciones ilegales e inconstitucionales de Nixon.

Pretender que los electores cambien el resultado de la voluntad popular mediante el chantaje de un supuesto fraude, pone en peligro el sistema democrático electoral norteamericano y las reglas políticas consuetudinarias con las que se ha manejado la nación por siglos.

Creemos que todos los norteamericanos envueltos en la vida política e institucional del país, desde los legisladores y funcionarios del tren burocrático, hasta los tribunales, independientemente de la arena en que se desenvuelven, deben ayudar a poner un freno a estas acciones antihistóricas y profundamente dañinas a la vida democrática de la nación.

Creemos que el proceso de transición de mando al candidato ganador de las elecciones pasadas debe seguir su curso, y los que pretendan alterarlo a costa de poner en riesgo el sistema de alternabilidad del poder que garantiza la democracia, sean ignorados y llevados a la justicia en caso de que pretendan provocar acciones violentas.

La agitación arengada por el propio presidente contra las autoridades estatales que han trabajado para detener la pandemia, ya ha provocado acciones violentas de grupos armados que afortunadamente fueron descubiertas en su funesta gestación.  Alentar ahora a los seguidores del presidente a actuar contra un supuesto fraude es altamente peligroso y perturbador.

Es tiempo ya de detener el pataleo, sobre todo cuando ya están harto confirmados los resultados de los comicios, en los que el pueblo norteamericano decidió que Donald no debe seguir siendo el presidente.

 


EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

GALERÍA DE FOTOS

Video de hoy

Andrés Abreu, Ramón Peralta,. Lupe Montigny y Daniel Castro, comentan sobre las recientes elecciones.

FOTO NOTICIAS