ULTIMAS NOTICIAS

Afganistán fue abandonado porque sencillamente, ya no era rentable

 

¿Por qué se retiraron las tropas americanas de Afganistán? ¿Fueron realmente derrotadas de manera humillante por los arropados barbudos del Talibán?  ¿O fue esa retirada algo mas que el fruto de un acuerdo medianamente anunciado?

Afganistán, representó un gasto de “defensa” de (US)2.26 trillones de dólares, es decir, 300 millones de dólares diarios del fisco estadounidense por 20 años.

El pequeño y pedregoso país de 655 mil kilómetros cuadrados, habitado por 35 millones de personas, fue desde hace tiempo una piñata cargada de dulces para las grandes corporaciones petroleras y militares.

Rusia invadió a Afganistán en 1979 agenciándose un importante suplidor de hidrocarburos y desde entonces las compañías suplidoras de armas al Pentágono comenzaron a invertir en cabildeos en el Congreso para que Estados Unidos proveyera de equipos bélicos a los grupos guerrilleros de la resistencia afgana.  Esos grupos pasaría luego a ser los que hoy se llaman Talibanes.

La invasión soviética instauró en Afganistán un gobierno progresista que llevó a cabo importantes avances en la educación y en los derechos de la mujer.

El nuevo gobierno encabezado por Babrack Karmal, fundador del Partido Popular Democrático de lineamientos marxistas, inició una campaña de alfabetización, eliminó el cultivo del opio, legalizó los sindicatos, y estableció una ley de salario mínimo. Permitió a las mujeres no usar el velo y abolió el sistema de dote. Promovió la integración de las mujeres al mercado laboral y a los estudios.  Por eso, todavía casi un 30 por ciento de los médicos afganos son mujeres.

Pero todos esos cambios laicos, no fueron vistos con agrado por la población afgana fundamentalmente religiosa.

Los grupos opositores desplazados por la ocupación soviética se levantaron en armas en las zonas rurales lo que devino en una guerra entre afganos e invasores rusos.

La Unión Soviética a mediaos de los 80s comenzaba a sentir el peso de una economía en bancarrota y la resistencia afgana le exigía una mayor inversión militar.  Los rebeldes recibieron de Estados Unidos armas de alta tecnología con las cuales le asestaron duros golpes al ejército soviético de mas 120 mil soldados. Hasta que, en 1989 optaron por retirarse y los Talibanes, que eran el grupo guerrillero mayoritario, tomó el poder.

Al producirse los atentados en Estados Unidos 12 años después, la industria armamentista encontró un nuevo mercado. Aumentó su inversión en los cabildeos del Congreso y la administración de George W. Bush multiplicó la participación de los contratistas dándoles casi un 30 por ciento de la participación en las acciones militares con lo que, comenzó la fiesta de los millones y el surgimiento de ejércitos privados sustituyendo en gran parte al ejercito regular estadounidense.  Toda esa maquinaria dos años después, creó otro mercado mas grande: Irak.

En los casi 10 años de guerra en Afganistán e Irak, la industria de abastecimiento militar se convirtió en una de las mas jugosas y productivas de la economía americana, pero luego Afganistán se convirtió en una inversión de alto riesgo, por lo que en la pasada administración de Donald Trump comenzaron las negociaciones con los Talibanes para entregarles el país. 

No obstante, los contratistas sacaron las últimas gotas de leche de la vaca. El proceso de retiro les devengó ganancias de cerca un billón de dólares a 17 compañías.

Pero como dice la vieja canción mexicana “la maquinita sigue pita, pita y caminando. ¿Cuál será el nuevo mercado? ¿Venezuela? ¿Cuba?  El tiempo dirá.


EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

GALERÍA DE FOTOS

Video de hoy

Al Día con El Vocero Hispano: Teresa Hendricks

Andrés Abreu habla con la abogada Teresa Hendricks sobre los trabajadores migrantes.

FOTO NOTICIAS