ULTIMAS NOTICIAS

NEWPORT NEWS, Virginia, EE.UU. (AP) — Dos estudiantes resultaron heridos en un tiroteo dentro de una escuela secundaria de Virginia el lunes, informó la policía.

Un joven de 17 años fue baleado en el rostro en la Escuela Secundaria Heritage, mientras que una adolescente, también de 17 años, recibió un disparo en la pierna, informó el jefe de policía de Newport News, Steve Drew, en una conferencia de prensa. Ambos fueron trasladados a un hospital y se cree que ninguna de las heridas pone en riesgo su vida, comentó.

Drew dijo que las autoridades creen que el sospechoso y las víctimas se conocían, pero no dio a conocer detalles. El sospechoso aún no estaba detenido, pero Drew dijo que se recuperó evidencia en los terrenos de la escuela. Los investigadores revisaban imágenes y otras evidencias, además de que trabajan con el FBI y las escuelas para identificar al sospechoso, recalcó.

El edificio fue evacuado y agentes del FBI y patrulleros estatales inspeccionaban la escuela en búsqueda de cualquier persona que hubiera permanecido en las instalaciones, dijo Drew.

George Parker, superintendente de escuelas públicas de Newport News, dijo que la escuela no realiza inspecciones aleatorias en busca de armas de fuego. Las clases se reanudaron el 8 de septiembre, por lo que los estudiantes estaban en su segunda semana completa del ciclo escolar.

“Ningún superintendente, maestro o director quisiera pasar alguna vez por esta situación”, señaló Parker. “El simple hecho de ver los rostros de nuestros estudiantes y ver lo asustados que estaban en estas circunstancias, y nuestro personal, que está traumatizado. Nadie quisiera estar alguna vez en estas circunstancias”.

Videos tomados en el lugar mostraban unidades tácticas llegando a la escena, padres en las aceras hablando por teléfono y porciones acordonadas del estacionamiento.

Drew dijo que otras dos personas fueron llevadas al hospital después del tiroteo, una de ellas por una lesión en el brazo durante la evacuación y otra por un ataque de asma.

La policía recalcó que los reportes de un pistolero activo en otras escuelas eran falsos.

NORTH PORT, Florida, EE.UU. (AP) — La policía allanó el lunes la vivienda de un joven a quien desea interrogar tras la desaparición de su novia, Gabby Petito, cuyos restos al parecer fueron descubiertos el fin de semana en un parque de Wyoming.

Los agentes allanaron la vivienda de Brian Laundrie, de 23 años, en North Port, Florida, donde se vio a los padres del joven subiéndose a una camioneta policial.

Videos del lugar mostraban a numerosos agentes llegando a la vivienda e irrumpiendo en ella.

Petito, de 22 años, desapareció luego de haber partido con Laundrie en julio rumbo al oeste de Estados Unidos para visitar los parques nacionales. En el camino se pelearon y Laundrie regresó solo a la casa de sus padres en North Port el 1 de septiembre, según la policía.

En domingo en Wyoming, el FBI anunció el hallazgo de un cadáver por parte de agentes que escudriñaban la periferia del Grand Teton National Park, donde estuvo la pareja. Se realizará la autopsia el martes.

“No ha concluido cien por ciento la identificación forense que nos permita decir que ese es el cuerpo de Gabby, pero su familia está al tanto”, expresó el agente del FBI, Charles Jones.

“Este es un momento sumamente difícil para la familia y las amistades (de Petito)”, añadió.

El padre de Petito, Joseph, colocó en las redes sociales una imagen de un corazón roto con una foto de su hija, y el mensaje: “Ella tocó a todo el mundo”.

Un abogado que ha estado fungiendo como portavoz de la familia pidió en un comunicado dejar en paz a los seres queridos para que puedan llorar la pérdida.

Jones advirtió que la policía sigue buscando a quienes hayan visto a Petito o Laundrie en Grand Teton.

Una búsqueda de los alrededores de una reserva natural en Florida resultó infructuosa, informó la policía de North Port. Añadió que “hemos agotado todas las posibilidades” en el registro de área de 9.700 hectáreas (24.000-acres) en la Carlton Reserve del condado Sarasota.

Los detectives estaban abocados a registrar esa zona luego que los padres de Laundrie les dijeron que el joven podría estar allí.

La familia de Petito en la zona de Long Island, estado de Nueva York, le ha suplicado a la familia Laundrie que les diga dónde el joven vio por última vez a Gabby. Petito y Laundrie eran amigos desde su niñez en Long Island. Los padres luego se mudaron a North Port, a unos 55 kilómetros (35 millas) al sur de Sarasota.

WASHINGTON (AP) — La campeona olímpica Simone Biles dijo al Congreso estadounidense el miércoles que “ya era suficiente”, en un emotivo testimonio junto con otras jóvenes gimnastas que sufrieron los abusos sexuales cometidos por el médico de la selección nacional, Larry Nassar.

Biles culpó no solo a la organización de gimnasia sino también a las autoridades federales que “hicieron la vista gorda” a los crímenes cuando cientos de jóvenes atletas fueron víctimas de los abusos.

“Culpo a Larry Nassar y también culpo a todo un sistema que permitió y perpetró su abuso”, dijo Biles entre lágrimas en su testimonio ante la Comisión Judicial del Senado. Agregó que la Federación de Gimnasia y el Comité Olímpico y Paralímpico de Estados Unidos “sabían que el médico oficial de su equipo abusó de mí mucho antes de que yo lo hiciera de su conocimiento”.

En respuesta, el director del FBI Christopher Wray dijo que lamentaba “profundamente” los retrasos para consignar a Nassar por el dolor que causó.

Biles consideró que las autoridades deben ahora enviar un mensaje.

“Si eres un depredador que daña a menores, las consecuencias llegarán pronto y serán graves. Ya es suficiente”, recalcó

La audiencia fue parte de un esfuerzo del Congreso por hacer que el FBI rinda cuentas por los múltiples errores en la investigación del caso, incluidos los retrasos que permitieron a Nassar abusar de otras gimnastas jóvenes.

Al menos 40 niñas y mujeres dicen que sufrieron los abusos después de que el FBI fue puesto al tanto de las acusaciones contra Nassar en 2015.

Una investigación interna del Departamento de Justicia, revelada en julio, señaló que el FBI cometió errores básicos en la pesquisa y no trató el caso con la “mayor seriedad” después de que la federación estadounidense de gimnasia reportó las primeras acusaciones ante la oficina de campo de esa dependencia en Indianápolis, en 2015.

El FBI ha reconocido que su proceder fue inexcusable.

Wray culpó a sus propios agentes, que no respondieron adecuadamente a las quejas. Dijo que, ante las víctimas, se compromete a “asegurar que todos en el FBI recuerden lo que pasó aquí” para que no suceda de nuevo.

Un agente supervisor del FBI, quien no investigó adecuadamente el caso de Nassar y luego mintió al respecto, ha sido destituido por la agencia, aseveró Wray.

McKayla Maroney, otra medallista de oro, dijo a los senadores que una noche, cuando tenía 15 años, encontró al médico encima de ella mientras estaba desnuda, una de las muchas veces que fue abusada. Agregó que esa noche pensó que iba a morir.

Maroney dijo que el FBI “la minimizó y la ignoró” después de que denunció a Nassar y dijo que la agencia retrasó la investigación mientras se abusaba de otras.

“Si ellos no me van a proteger, quiero saber a quién están tratando de proteger”, agregó.

Señaló que “durante mucho tiempo todas nos cuestionamos sólo porque alguien más no nos estaba validando, dudamos de lo que nos pasó. Y creo que eso hace que el proceso de sanación sea más largo”.

Aly Raisman, otra medallista de oro olímpica, y la gimnasta Maggie Nicols también denunciaron. Raisman dijo que “le repugna” que todavía estén buscando respuestas seis años después de que se hicieron las acusaciones originales contra Nassar.

Nassar cumple condenas de décadas en prisión por agresiones sexuales y posesión de pornografía infantil en Michigan. Durante los últimos cinco años, cientos de deportistas han revelado que Nassar abusó de ellas cunado pretendía tratar sus lesiones.

WASHINGTON (AP) — Estados Unidos suavizará algunas restricciones de viaje a partir de noviembre, cuando solicitará a todos los extranjeros que visiten el país que estén completamente vacunados contra el COVID-19, se anunció el lunes.

Todos los extranjeros que viajen a Estados Unidos deberán mostrar un comprobante de vacunación antes de abordar y una prueba negativa realizada dentro de los tres días previos al vuelo, dijo el coordinador de COVID-19 de la Casa Blanca, Jeff Zients, quien anunció la nueva política.

El gobierno de presidente Joe Biden también endurecerá las reglas para los estadounidenses que no se han vacunado, ya que deberán examinarse un día antes de salir de Estados Unidos, y lo mismo al regresar.

No se requerirá que los pasajeros completamente vacunados se pongan en cuarentena, dijo Zeints.

La nueva política reemplaza a las anunciadas primero por el gobierno de Donald Trump el año pasado y endurecidas luego por Biden, según las cuales queda restringida la entrada al país de no ciudadanos que en los 14 días previos hayan estado en el Reino Unido, la Unión Europea, China, India, Irán, la República de Irlanda, Brasil y Sudáfrica.

“Esta política depende de cada individuo y no de cada país, así que es una estrategia más sólida”, afirmó Zients.

Además, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) le pedirán a las aerolíneas recaudar datos de los contactos de los pasajeros internacionales, a fin de facilitar el seguimiento de personas próximas en caso necesario, indicó Zients.

No quedaba claro de inmediato cuáles vacunas serán aceptadas por Estados Unidos, o si el gobierno aceptará las que no se han aprobado en el país. Zients declaró que esa decisión estará en manos de los CDC.

La nueva política entrará en vigencia a inicios de noviembre con lo cual las aerolíneas y otras empresas de viajes tienen tiempo para implementar los nuevos requerimientos, indicó Zients.

AUSTIN, Texas, EE.UU. (AP) — Una mujer de Texas viajó casi 1.600 kilómetros (1.000 millas) a Colorado para poder abortar. Otras están conduciendo cuatro horas a Nuevo México. Y en Houston, las clínicas que suelen efectuar más de 100 abortos semanales sólo están realizando unos pocos al día.

Dos semanas después de que la ley sobre el aborto más estricta en Estados Unidos entró en vigor en Texas, nuevos documentos judiciales mostraron el impacto rápido y cada vez más profundo de la prohibición casi total al aborto en el estado. Un juez federal convocó el miércoles a una audiencia para el 1 de octubre en torno a los intentos del gobierno del presidente Joe Biden para bloquear la ley conocida como SB8.

Una red de clínicas en Texas, que llevó a cabo más de 9.000 abortos en 2020, dijo que hasta ahora le ha negado el servicio a más de 100 pacientes.

“Desde que la SB8 entró en vigor el 1 de septiembre, ha ocurrido exactamente lo que temíamos”, declaró Melaney Linton, presidenta de Planned Parenthood en la costa del Golfo de México, en un documento judicial.

La ley prohíbe interrumpir el embarazo una vez que los profesionales de salud puedan detectar actividad cardiaca en el embrión, lo cual ocurre normalmente alrededor de la sexta semana de gestación y antes de que algunas mujeres sepan que están embarazadas. La ley deja en manos de los ciudadanos su propia aplicación, ya que están autorizados a interponer demandas civiles contra los proveedores de servicios de aborto, así como contra otras personas que ayuden a una mujer a interrumpir su embarazo en Texas.

En los 10 días posteriores a que la ley entrara en vigor, las clínicas de Planned Parenthood en Houston tenían a 63 pacientes programadas para un aborto, muchas menos que las aproximadamente 25 que normalmente acudirían por uno en un solo día, dijo Linton. Once de esas pacientes no pudieron lograr que les realizaran un aborto porque se detectó actividad cardiaca embrionaria durante su cita médica.

A una paciente que tenía unas cinco semanas de embarazo no se le detectó actividad cardiaca en el embrión, pero durante su visita se enteró de que estaba contagiada de COVID-19, lo que significa que, después de una cuarentena obligatoria, su embarazo estaría tan avanzado que ya no podría acudir a que le hicieran un aborto en Texas, según Linton.

En Dallas, la doctora Allison Gilbert dijo que 13 de sus colegas fueron enviados temporalmente a una clínica hermana en Nuevo México para que ayuden a atender la afluencia de pacientes de Texas, y que su propia clínica tendrá que cerrar sus puertas “inevitablemente” si la ley no es derogada.

Los proveedores de los estados vecinos describieron una creciente acumulación de pacientes que cada vez es más difícil de gestionar. En una clínica de Planned Parenthood en Oklahoma City, más del 60% de las 219 citas de las próximas dos semanas son de Texas. El doctor Joshua Yap dijo que una paciente reciente era una menor de Texas que fue violada por un familiar y que estaba embarazada de más de seis semanas; la nueva ley de Texas no hace excepciones en casos de violación o incesto.

EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

GALERÍA DE FOTOS

Video de hoy

Al Día con El Vocero Hispano: Teresa Hendricks

Andrés Abreu habla con la abogada Teresa Hendricks sobre los trabajadores migrantes.

FOTO NOTICIAS