ULTIMAS NOTICIAS

Lansing, Michigan (EVH). Recientemente, un comité asesor federal, que incluye a la oficina de la procuradora general de Michigan, Dana Nessel, presentó a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) recomendaciones sobre cómo la industria de las telecomunicaciones, los hospitales y los gobiernos federal y estatal pueden evitar que las llamadas automáticas ilegales interrumpan las comunicaciones en los hospitales. Hospital Robocall Protection Group (HRPG) emitió su informe a la FCC el 14 de diciembre, en el que se describen las mejores prácticas para evitar que se realicen llamadas automáticas ilegales a hospitales. El informe era un requisito establecido para el HRPG en virtud de la Ley Pallone-Thune de ejecución penal y disuasión contra abusos telefónicos (Ley TRACED).

Uno de los fiscales generales adjuntos de Nessel fue nombrado miembro del HRPG en julio como uno de los tres únicos funcionarios estatales de todo el país. “Bajo mi administración, Michigan ha sido un líder nacional en la respuesta a llamadas automáticas ilegales y estoy orgullosa del papel que ha tenido mi oficina en la creación de pautas de mejores prácticas para hospitales, gobiernos y proveedores de servicios de voz.

Estas pautas fortalecerán la protección de los hospitales contra las llamadas automáticas que interfieren con sus operaciones ”, dijo Nessel.

“Estoy comprometida a mantener a Michigan a la vanguardia mientras nuestra nación continúa desarrollando medidas y protocolos apropiados para combatir este problema persistente”.

Los hospitales se enfrentan actualmente a muchas actividades de llamadas ilegales, incluidos ataques telefónicos de denegación de servicio, ingeniería social dirigida y esquemas de phishing.

Estas llamadas pueden interrumpir comunicaciones críticas, amenazar la privacidad de los pacientes, facilitar el acceso no autorizado a medicamentos recetados y desviar importantes recursos hospitalarios.

Reconociendo que los esfuerzos realizados por una sola entidad no protegerán adecuadamente a los hospitales de las llamadas automáticas ilegales, las recomendaciones del HRPG se centran en los esfuerzos colectivos y fomentan una respuesta coordinada entre los hospitales, las compañías telefónicas, los operadores de telecomunicaciones y las agencias gubernamentales para mitigar el impacto de estas llamadas.

Algunas de las mejores prácticas del informe incluyen: Los operadores de telecomunicaciones deben analizar, identificar y monitorear el tráfico en su red en busca de patrones consistentes con llamadas automáticas ilegales y establecer un método para garantizar que los hospitales puedan notificar rápidamente al proveedor sobre las llamadas ilegales que interfieren con la atención del paciente y las operaciones del hospital.

Los hospitales deben educar al personal y crear conciencia sobre los incidentes de llamadas automáticas a través de la capacitación y la preparación de planes de respuesta a incidentes de llamadas automáticas, así como evaluar los eventos de llamadas automáticas para capturar información relevante sobre la actividad de éstas.

Los gobiernos federales y estatales deben crear e implementar políticas para facilitar la capacidad de la industria de las telecomunicaciones para evitar que las llamadas automáticas ilegales lleguen a los hospitales y mejorar los métodos de comunicación entre los hospitales y las agencias de aplicación de la ley.

 

 


EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

GALERÍA DE FOTOS

Video de hoy

Comentando los Hechos: Las ultimas noticias

FOTO NOTICIAS