ULTIMAS NOTICIAS

Por Ramón Peralta

Parte I

El estado es una de las instituciones mas complejas que tiene la sociedad americana, no solo por las múltiples funciones que desempeña sino por las implicaciones políticas de éstas en el seno de la sociedad. Por eso, el juego político que se desarrolla en torno al ejercicio del manejo del estado es bien complicado y muchas veces difícil de comprender aún por aquellos que dedican su vida a estudiarlo. Aún así, el asunto del estado dentro de la política es una de las actividades que el mas común de los humanos presume conocer mas que cualquier otra cosa. Pero resulta, que dentro de las actividades humanas la política es una de las más complejas, por las implicaciones que envuelven su actividad y por sus profundas raíces en el pasado. Sin embargo, el quehacer diario de la política nos muestra, que los políticos vulgarizan el contenido de la política con el fin de atraer seguidores a sus propósitos y las mas de las veces, para convertirla en un simple hecho que no va mas allá del presente, dando origen a lo que se denomina el partidarismo, que no es lo mismo que la política. Esta última requiere de un conocimiento profundo de su evolución y desarrollo en el pasado.   

Si nos trasladamos a los primeros momentos del surgimiento del estado americano, es decir, a su independencia, podremos notar que las prácticas políticas que se implementaron dejaron una fuerte marca en el proceso político del manejo del estado en el futuro, es decir, de hoy día. Está bien establecido que los iniciadores de la empresa independentista eran hombres pertenecientes a los grupos minoritarios y propietarios de bienes y no fue extraño que trataran de moldear el gobierno de acuerdo con sus intereses de clase, como todavía hoy sucede. De esa manera se vio claro que trazaran pautas de gobierno donde se puso en evidencia la exclusión de los sectores menos favorecidos del nuevo estado.  Entre otras medidas se establecieron las siguientes: a) El derecho al voto se concentró en aquellos que tenían propiedades, que en su mayoría eran blancos; b) Se excluyó del derecho al voto a las mujeres y los esclavos; c) Los iletrados carecían también de ese derecho, y d) Para no perturbar la unidad del estado, se mantuvo la existencia de la esclavitud. Eso se llevó cabo, aun cuando se estableció en la constitución la igualdad de todos los ciudadanos del nuevo estado.  

Después de un difícil proceso en el establecimiento de los principios que debían delinear las funciones del gobierno federal y de los estados que componían la unión, se decidió implantar un gobierno tripartito compuesto de tres poderes: el ejecutivo, el legislativo y el judicial. Para escoger los representantes en dos de esos poderes, el ejecutivo y el legislativo, se determinó hacerlo por medio de elecciones cada cuatro años, con excepción de los senadores federales que son seis años. El poder Judicial es escogido por el Congreso después que el poder Ejecutivo presenta un candidato. Hay que destacar que la evolución de esas instituciones transitó por numerosos procesos dentro del marco de lo que se denomina la democracia representativa y que según la constitución, el pueblo es el que asume el poder soberano de elegir aquellos encargados de gobernar por medio de elecciones libres.

A lo largo del proceso histórico aparecieron los partidos políticos como los instrumentos encargados de llevar a cabo la decisión de gobernar. Dos partidos políticos asumieron esa misión: El Demócrata y el Republicano. Aunque los lineamientos políticos trazados para impulsar el proceso son bastantes claros, esa claridad no se tradujo en la práctica, ya que los partidos políticos no son entes abstractos si no entidades integradas por personas pertenecientes a los diferentes estratos económico-sociales de la sociedad, que a su vez son controlados por pequeños grupos de las altas clases.  Se ha comprobado que en las tomas de decisiones, esos partidos y sus políticos son impulsados por los intereses de una minoría de sus miembros y no por el bien común como se acostumbra decir en las campañas políticas para engañar a los incautos de las grandes mayorías y mantenerlos fieles a un sistema que desde sus orígenes encarnó muchas distorsiones, y que en los últimos años ha manifestado una de sus mas grandes desviaciones, con el control del proceso político cada vez mas en las manos de los minúsculos grupos del gran dinero. De eso seguiremos hablando en la próxima entrega.

  

 

 

 

 


EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

GALERÍA DE FOTOS

Video de hoy

Entrevista con Ana José, de la Cámara Hispana de Ciomercio del Oeste de Michigan.

FOTO NOTICIAS