ULTIMAS NOTICIAS

Parte II

Ramón Peralta

Expusimos en la primera parte de este trabajo, que los principios que sirvieron de fundamento a la creación del estado americano, se basaron en lo que se dio en llamar “la igualdad humana”. Durante el proceso independentista y después de la creación del estado, la idea de la igualdad de todos los seres humanos, como base de principios del gobernar, se convirtió en la consigna mas repetida y en el marco de referencia política por excelencia. Sin embargo, una vez se puso en marcha el proceso de gobernabilidad, la práctica política se dirigió por otros caminos y la desigualdad económica se tomó como punto de partida para establecer la desigualdad política, que luego dictaminó el curso del proceso político. Si no se entienden estos fundamentos que dieron origen a la nación no podremos entender lo que ahora sucede y hacia donde nos dirigimos.

La clase política que tomó la rienda del gobierno se aseguró, que el proceso a seguir tendría como objetivo principal la protección de los intereses económicos de la clase dominante y así se hizo. En ese sentido, en el proceso histórico post independentista, las conquistas sociales y económicas logradas por los sectores de las capas medias y bajas se llevaron a cabo de manera esporádica y cuando se dieron coyunturas políticas favorables, donde las clases dirigentes no tuvieron otra alternativa que hacer las concesiones económicas y políticas que los sectores medios y pobres demandaban.

La dirección política fue orientada  por grupos económicos privilegiados, que desde sus inicios pusieron a América como el lugar de la tierra donde cualquier ciudadano, no importa su status económico, podía saltar de ser pobre a rico como en ningún otro lugar en la tierra. Eso se vendió como marca del proceso político americano y quedó tan impregnado, que todavía hoy se repite en América, que el que es pobre es porque no quiere trabajar fuerte y que la pobreza mas que otra cosa es una opción. Es decir, que el que es pobre en América es porque quiere y no porque las estructuras políticas se lo impiden como demostraremos mas adelante cuando analicemos las políticas que se han llevado a cabo para impedir los avances de las demandas de los trabajadores en sus centros de trabajo y otros elementos de la política social que ponen en evidencia la imposibilidad del ascenso social de las capas bajas. Los únicos que dan ese salto gratuito a la prosperidad son aquellos que nacen bajo la sombra de la herencia de la riqueza y el privilegio. 

Al mismo tiempo que estas ideas se venden a los cuatro vientos y se dan como sentadas en la sociedad americana, existe un sistema político que establece barreras para impedir el ascenso económico de una gran mayoría. El proceso histórico-político así lo demuestra. Existe una élite política que está mas interesada en sostener el poder que en preservar la democracia y la transparencia de sus instituciones. Para llevar a cabo esa tarea ha usado como instrumento el dinero, determinando a su antojo el curso de la política. En la próxima entrega abundaremos sobre el tema.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

GALERÍA DE FOTOS

Video de hoy

Entrevista con Ana José, de la Cámara Hispana de Ciomercio del Oeste de Michigan.

FOTO NOTICIAS