ULTIMAS NOTICIAS

Por ED WHITE

 

DETROIT (AP) - Después de pasar 32 años de prisión, un hombre fue exonerado el miércoles de la condena que le fue impuesta, luego de que las autoridades determinaran que fue condenado erróneamente por un apuñalamiento fatal en los suburbios de Detroit con base en evidencia defectuosa, incluida una marca de mordedura en la víctima. 

Gilbert Poole Jr. había sido condenado por el apuñalamiento fatal de Robert Mejía, cuyo cuerpo fue encontrado en un campo de Pontiac; y durante años había desafiado su condena por asesinato en primer grado, a través del Proyecto de Inocencia que dirige la Facultad de Derecho de WMU-Cooley.  

Un juez del condado de Oakland desestimó la condena a petición de la Oficina del Fiscal General de Michigan, despejando el camino para lograr unas horas más tarde la liberación de Poole, de una prisión en Jackson. 

“Pasé décadas aprendiendo, leyendo, estudiando leyes, pero nada de eso funcionó para mí”, dijo Poole, de 56 años, en la corte. “No fue hasta que me rendí a un poder superior y Dios intervino y me envió un grupo de ángeles para mirar más allá de las reglas y regulaciones y mirar para ver quién estaba parado en el horno. Estaba parado en el horno. No pertenecía aquí ". 

La novia de Poole le dijo a la policía que él le había confesado que conoció a Mejía en un bar y que luego lo mató durante un violento intento de robo. Un dentista relacionó a Poole con una marca de mordedura en la víctima, mientras Poole negaba repetida e inútilmente su participación.

En 2015, la Corte de Apelaciones de Michigan ordenó pruebas de ADN de material biológico recolectado por la policía en 1988 y aunque había evidencia de sangre tipo A en la escena, esta no coincidía con la sangre de Mejía o Poole.

"Alguien más peleó con Robert Mejía en el bosque esa mañana temprano y alguien más lo mató", le dijo al juez la Secretaria de Justicia Auxiliar, Robyn Frankel. Mientras, la procuradora general Dana Nessel dijo que la oficina del fiscal del condado que manejó el caso en 1988-89 no tenía objeciones para anular la condena de Poole. 

La evidencia de marcas de mordida “ha sido ampliamente desacreditada, ya no es confiable ", dijo Nessel. "Entonces aquí no solo tenemos eso, sino la llegada de tipos de pruebas muy confiables, como el ADN".  

En tanto que la abogada de Poole, Marla Mitchell-Cichon del Innocence Project, dijo que a veces una exoneración parecía fuera de alcance. “Pero estamos encantados de que finalmente se haya establecido la verdad”, dijo. 

Nessel dijo que Poole es elegible para una variedad de servicios posteriores a la prisión, incluida la vivienda. No se refirió a si él calificaría para $1.6 millones bajo el programa de compensación por condena injusta de Michigan. La ley otorga $50,000 por cada año pasado en prisión si alguien es exonerado, generalmente debido a nuevas pruebas.

 


EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

GALERÍA DE FOTOS

Video de hoy

Entrevista con Ana José, de la Cámara Hispana de Ciomercio del Oeste de Michigan.

FOTO NOTICIAS