ULTIMAS NOTICIAS

DETROIT, MICHIGAN (EVH/AP) - Un hombre del área de Detroit que fue condenado por matar a su primera esposa y cuya segunda esposa murió en circunstancias sospechosas, recibió una liberación anticipada de la prisión luego de que argumentó que el riesgo de atrapar COVID-19 tras las rejas ponía en peligro su vida.

Los fiscales federales lucharon para mantener a Roger Sweet encerrado y se sorprendieron por la decisión de la jueza federal del distrito Victoria Roberts el pasado viernes. 

La policía dijo que Sweet es considerada una "persona de interés" en la muerte de su segunda esposa, cuyos restos fueron encontrados en el 2013, años después de su desaparición.

“Todo el tiempo creímos que estábamos buscando a la persona adecuada aquí. ... Vamos a asignar esto a un nuevo equipo de detectives para tener una nueva visión del caso ", informó el martes el jefe del municipio de Brownstown, Jeff Watson, refiriéndose a la muerte de Lizzie Mae Collier-Sweet.

Roberts ordenó la liberación de Sweet a pesar de que recibió una dosis de la vacuna COVID-19 y sobrevivió a una infección viral el año pasado.

Ella reconoció que sus crímenes eran "abominables" pero revelo que las condiciones de salud crónicas, especialmente la enfermedad renal, lo hacen vulnerable.

"Sin una sola acción disciplinaria en 14 años de encarcelamiento, el comportamiento de Sweet demuestra un respeto por la ley e indica cómo puede desempeñarse en libertad supervisada", dijo Roberts.

En el 2008, Sweet fue condenado en dos tribunales del área de Detroit y en un tribunal federal.

Esos delitos incluyen el asesinato en segundo grado por la muerte de su primera esposa en 1990, el asalto sexual a una niña de 16 años y la explotación sexual de niños.

Su sentencia de prisión federal, 21 años, fue la más larga y todavía le quedaban siete años, dijeron los fiscales.

En el 2007, la segunda esposa de Sweet desapareció después de un incendio en su casa de Brownstown Township, al sur de Detroit, un incendio que desencadenó las investigaciones penales.

Mientras Sweet estaba en prisión, los restos de Collier-Sweet fueron encontrados en el 2013 en un área aislada a menos de una milla de su antigua casa.

 

Su causa de muerte fue catalogada como "indeterminada", pero la policía cree que fue un homicidio, dijo Watson. Nadie ha sido acusado.

Los investigadores dijeron que Collier-Sweet escribió en un diario que temía a su esposo y dormía en un sofá con un martillo y una escopeta, dijo el fiscal federal adjunto Kevin Mulcahy en un expediente judicial, citando informes de noticias.

"Nada sobre la historia y las características de Sweet, que incluyen violación, asesinato y las circunstancias sospechosas que rodearon la muerte de Lizzie Mae, respalda su liberación anticipada", declaró  Mulcahy.

“Sweet estará confinado en su casa con una correa electrónica durante 12 meses, con excepciones para el trabajo, los servicios religiosos, las citas médicas y las obligaciones ordenadas por la corte”, dijo el juez.


EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

GALERÍA DE FOTOS

Video de hoy

Entrevista con Ana José, de la Cámara Hispana de Ciomercio del Oeste de Michigan.

FOTO NOTICIAS