ULTIMAS NOTICIAS

WASHINGTON (AP) — Las autoridades estadounidenses planean suspender el incrementado chequeo sanitario a pasajeros provenientes de ciertos países a partir de la semana próxima y tales viajeros ya no serán obligados a ingresar por alguno de 15 grandes aeropuertos de Estados Unidos.

Tales requisitos fueron establecidos en febrero para contener la propagación del COVID-19. Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) informaron que el gobierno anulará esos edictos a partir del lunes.

Los CDC señalaron que el chequeo actual, que incluye la revisión de temperatura y las declaraciones de los viajeros sobre su estado de salud, “es de eficacia limitada” dado a que algunas personas contagiadas no presentan síntomas. La agencia de salud agregó que en su lugar se centrará en otras medidas, entre ellas una respuesta más enérgica a los informes de enfermedad en los aeropuertos, el registro electrónico de los pasajeros para evitar las largas filas y “posibles pruebas para reducir el riesgo de transmisión relacionado con los viajes”.

Los controles adicionales se aplican a personas que arriban de China, Irán, la mayoría de los países de Europa continental, Reino Unido, Irlanda y Brasil. A la mayoría de las personas que arriban de esos países y no son ciudadanos estadounidenses se le ha prohibido la entrada.

El Departamento de Seguridad Nacional no ha respondido de momento a una petición de comentarios al respecto.


EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

GALERÍA DE FOTOS

Video de hoy

Entrevista con Ana José, de la Cámara Hispana de Ciomercio del Oeste de Michigan.

FOTO NOTICIAS