ULTIMAS NOTICIAS

Por Ramón Peralta

Las palabras del presidente Biden ante el Congreso para conmemorar los 100 días de su presidencia han despertado optimismo dentro la crítica situación en que nos encontramos por causa de la pandemia que tanto daño ha producido al país y demás naciones del mundo. No hubo desperdicios en las propuestas que presentó, ya que, tocaron críticos problemas que hoy flagelan las vidas de muchos norteamericanos y de aquellos que hemos venido a estas tierras para compartir e impulsar sus destinos.

Sus propuestas para enfrentar los retos económicos que enfrenta la nación dieron en el clavo, sobre todo, en aquellos puntos referentes a los aumentos del salario mínimo; la implementación de programas para flexibilizar el tiempo libre cuando un trabajador necesita enfrentar problemas de emergencia; aumentar los impuestos de 37 a 39.6% a las corporaciones y aquellos pertenecientes a 1% de los ricos, que en comparación con el resto de la nación no contribuyen como se debe en el pago de sus impuestos; expandir el cuidado de niños; educación elemental y superior gratis; reducir a la mitad la pobreza entre la niñez; y por último, una considerable inversión en la reconstrucción de la infraestructura.

En el orden de la salud, el presidente volvió a recalcar en la necesidad de reformar un sistema de salud que es uno de los mas costosos en el mundo. En ese mismo orden insistió en cómo  hay que reducir los altos precios de los productos farmacéuticos, que también están fuera de proporción en comparación con otras naciones. También, planteó reforzar el sistema de seguro de salud implantado por el presidente Obama y que la administración pasada quería eliminar.

El presidente insistió en la necesidad de implementar políticas para combatir las causas que generan los problemas del medio ambiente. En ese sentido, reafirmó su apoyo a los Acuerdos medioambientales de Paris, de los que la administración anterior se había retirado. No hay lugar a dudas, que este es un problema que hay que poner atención con el fin de garantizar un medio ambiente saludable para las futuras generaciones.

El primer mandatario también hizo alusión a los necesarios cambios que exigen las prácticas de los organismos policiales ante los continuos violentos ataques que en los últimos años han traído como consecuencia numerosas muertes de indefensos ciudadanos.  

Por otro lado, el presidente reafirmó su posición de la necesidad de reformar el sistema inmigratorio del país con la legalización de alrededor de 11 millones de inmigrantes indocumentados en el país y el reconocimiento de los “dreamers” o jóvenes que fueron traídos a pequeña edad y a los que el expresidente Obama abrió las puertas hacia la legalidad con su plan conocido como DAPA.

Aun cuando la agenda presentada por el presidente ataca problemas urgentes  que enfrenta la nación, no hay que olvidar que encontrará fuerte resistencia por parte de los legisladores del lado conservador del Partido Republicano, que en sus respuestas ya tildaron el discurso del presidente como de “ultraizquierda” y “socialista”. El aspecto mas irónico de la respuesta republicana, hecha por un legislador, precisamente afroamericano, fue su rotunda negación de que en América exista el racismo. Partiendo de este aspecto, se podrá concluir lo cuesta arriba que significará para el presidente Biden lograr que la agenda presentada en su discurso sea aprobada en el Congreso. Los dirigentes y legisladores del Partido Republicano han demostrado en los últimos 40 años una radical oposición a la aprobación de políticas sociales, que beneficien a los sectores de las capas medias y bajas de la sociedad americana. A no otra razón se debe el estancamiento social que estos sectores han enfrentado durante una generación. Así es que, lo único que pueda pasar para que la agenda del presidente siga su curso, es que se produzca un milagro y estos no son tiempos de que esto ocurra. ¡Ojalá que la realidad me desmienta!


EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

GALERÍA DE FOTOS

Video de hoy

Entrevista con Ana José, de la Cámara Hispana de Ciomercio del Oeste de Michigan.

FOTO NOTICIAS