ULTIMAS NOTICIAS

PUERTO PRÍNCIPE, Haití (AP) — Las negociaciones para conseguir la liberación de 17 miembros de un grupo misionero con sede en Estados Unidos, secuestrados el fin de semana por una violenta pandilla haitiana que reclamaba un millón de dólares por persona, se alargaron a un cuarto día.

El grupo incluía cinco niños de entre 8 meses y 15 años, aunque las autoridades no aclararon si las peticiones de rescate los incluían a ellos, según dijo el martes un destacado funcionario haitiano. Dieciséis de los secuestrados eran estadounidenses y uno canadiense.

En la primera mitad de octubre se registraron al menos 119 secuestros en Haití, según el Centro de Análisis e Investigación de Derechos Humanos, un grupo local sin fines de lucro. Un conductor haitiano fue capturado junto con los misioneros, señaló el grupo, lo que elevó a 18 el total de personas secuestradas por la pandilla.

El funcionario haitiano, que no estaba autorizado a hablar con la prensa, dijo a The Associated Press que una persona de la banda 400 Mawozo había reclamado el rescate el sábado en una llamada al líder de Christian Aid Ministries, con sede en Ohio, poco después del secuestro.

“Este grupo de trabajadores ha estado comprometido con su ministerio en la empobrecida Haití”, indicó el grupo religioso. El último proyecto de los misioneros había sido ayudar a reconstruir casas derruidas en el terremoto de magnitud 7,2 que golpeó el suroeste de Haití el 14 de agosto, señaló el grupo misionero.

La comitiva regresaba de visitar un orfanato cuando se produjo el secuestro, dijo la organización.

En respuesta a la reciente oleada de secuestros, trabajadores haitianos iniciaron una huelga el lunes que dejó cerrados negocios, escuelas y redes de transporte público. El paro era un nuevo golpe a la frágil economía haitiana. Los sindicatos y otros grupos prometieron continuar la huelga de forma indefinida.

En una manifestación pacífica el martes al norte de Puerto Príncipe, docenas de personas caminaron por las calles de Titanyen para pedir la liberación de los misioneros. Algunos llevaban carteles con mensajes como “Liberen a los estadounidenses” y “¡No a los secuestros!” y explicaron que los misioneros les habían ayudado a pagar facturas y a construir carreteras y escuelas.

“Hacen mucho por nosotros”, dijo Beatrice Jean.

Entre tanto, la escasez de combustible en el país fue a peor y los negocios culpaban a las pandillas por bloquear carreteras y terminales de distribución de combustible.

Cientos de motocicletas recorrieron el martes las calles de Puerto Príncipe mientras los conductores gritaban “¡Si no hay combustible, vamos a quemarlo todo!”.

Hubo una protesta cerca de la residencia del primer ministro, donde la policía lanzó gas lacrimógeno para dispersar a una multitud que reclamaba combustible.

En Washington, la secretaria de prensa de la Casa Blanca Jen Psaki, dijo el martes que el FBI formaba “parte de un esfuerzo coordinado del gobierno estadounidense” para liberar a los misioneros. La embajada estadounidense en Puerto Príncipe se coordinaba con funcionarios locales y familiares de los rehenes.

“Sabemos que estos grupos atacan a ciudadanos de Estados Unidos porque asumen que tienen recursos y finanzas para pagar rescates, aunque no sea el caso”, dijo Psaki. El gobierno ha instado a los ciudadanos estadounidenses a no visitar Haití, señaló.

La posición tradicional de Estados Unidos es no negociar con secuestradores, y Psaki rechazó comentar detalles de la operación.

Es el secuestro más numeroso de su clase en los últimos años. Las bandas haitianas se han vuelto más audaces tras el asesinato el 7 de julio del presidente, Jovenel Moïse, y del sismo que mató a más de 2.200 personas.

Las personas secuestradas eran seis mujeres, seis hombres y cinco niños, dijo Christian Aid Ministries. Un cartel en la puerta de la sede de la organización en Berlin, Ohio, indicaba que estaba cerrado debido a la situación de secuestro.

Las noticias sobre el suceso se extendieron con rapidez por el condado Holmes, Ohio, hogar de una de las comunidades más grandes de amish y menonitas conservadores en Estados Unidos, explicó Marcus Yoder, director ejecutivo del Centro de Patrimonio Amish y Menonita en el cercano Millersburg, Ohio.

Christian Aid Ministries tiene apoyo de grupos conservadores menonitas, amish y comunidades similares que forman parte de la tradición anabaptista.

La organización se fundó a principios de la década de 1980 y empezó a trabajar en Haití esa década, dijo Steven Nolt, profesor de historia y estudios anabaptistas en Elizabethtown College, Pensilvania. El grupo tiene una misión con personal permanente en Haití y varios condados, y envía material religioso, escolar y médico a diferentes lugares del mundo.

PUERTO PRÍNCIPE (AP) — Una huelga paralizó comercios, escuelas y el transporte público en Haití, y sindicatos y otras organizaciones juraron continuar la medida de fuerza el martes en una muestra de furia por la criminalidad creciente mientras las autoridades tratan de rescatar a 17 miembros de un grupo de misioneros estadounidense secuestrados el domingo.

Agentes del FBI y otros funcionarios estadounidenses ayudan a las autoridades haitianas a buscar a los 12 adultos y cinco menores de la organización de beneficencia Christian Aid Ministries de Ohio, secuestrados el domingo cuando visitaban un asilo para huérfanos.

El ministro de Justicia, Liszt Quitel, dijo al diario Wall Street Journal que la pandilla exige 17 millones de dólares, 1 millón por cada secuestrado. Los niños tienen ocho meses, tres, seis, 14 y 15 años, añadió.

Quitel no respondió de inmediato a los pedidos de declaraciones.

Es el secuestro más numeroso de los años recientes. Las pandillas actúan con descaro creciente y los secuestros aumentan mientras el país trata de recuperarse del asesinato, el 7 de julio, del presidente Jovenel Moïse y un terremoto de magnitud 7,2 el 14 de agosto que causó más de 2.200 muertes.

“Exigimos que las autoridades tomen medidas”, dijo Jean-Louis Abaki, conductor de un mototaxi que se sumó a la huelga el lunes para protestar por los asesinatos y secuestros en la nación más pobre del hemisferio occidental.

Con las calles habitualmente caóticas de la capital haitiana ahora silenciosas y casi desiertas, Abaki dijo que si el primer ministro Ariel Henry y el jefe de policía Léon Charles quieren continuar en el poder, “deben darle a la población algo de seguridad”.

La policía haitiana dijo a The Associated Press que los 16 estadounidenses y un canadiense fueron secuestrados por la pandilla 400 Mawozo, que tiene un largo prontuario de asesinatos, secuestros y extorsión. En abril, un hombre que dijo ser el cabecilla del grupo dijo por radio que era responsable del secuestro de cinco sacerdotes, dos monjas y tres parientes de uno de los curas ese mes. Posteriormente los dejaron en libertad.

La Policía Nacional recibió al menos 328 denuncias se secuestros en los primeros ocho meses de 2021, comparado con 234 en todo 2020, según un informe de la Oficina Integrada de la ONU en Haití.

Se ha acusado a las pandillas de secuestrar a escolares, médicos, agentes policiales, pasajeros de bus y otras personas por las que exigen rescates de entre un par de cientos y millones de dólares.

El vocero del Departamento de Estado estadounidenses, Ned Price, dijo que agentes de Estados Unidos mantienen contacto constante con la policía haitiana, el grupo misionero y los parientes de las víctimas.

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — La Fiscalía de la Ciudad de México anunció el lunes que interpuso cargos penales contra 10 “individuos y compañías” por defectos de construcción y diseño que provocaron el desplome de un tramo de la Línea 12 del metro en mayo, lo que dejó 26 muertos.

Ulises Lara, portavoz de la Fiscalía capitalina, dijo que los cargos son por homicidio involuntario o por negligencia, lesiones y daño en la propiedad. Lara no mencionó a los acusados, en apego a las normas de presunción de inocencia.

Pero medios locales reportaron que incluían a exfuncionarios de la ciudad que tenían responsabilidades cuando se construyó la línea del tren subterráneo hace más de una década.

Lara dijo que no se emitieron órdenes de arresto para los involucrados y que se les notificaría para que se presenten ante un juez en la audiencia inicial del caso, programada para el 25 de octubre.

Los fiscales dicen que los estudios de los expertos hallaron que el desplome se debió a defectos en la construcción como soldaduras deficientes y pernos faltantes. Presuntamente, también se cometieron errores de diseño.

En el caso de las compañías involucradas, los fiscales han dicho que el objetivo de los cargos penales es hacerles pagar o reparar daños tanto en el metro como a las víctimas. Aparentemente, los cargos penales contra los individuos podrían resultar en sentencias de cárcel.

El informe de la Fiscalía, presentado la semana pasada, fue similar, aunque un poco más amplio, que las conclusiones anunciadas en septiembre por la firma privada noruega de certificación DNV.

En ambos reportes se citó la presencia de pernos mal soldados, mal ubicados o su ausencia total cuando debían unir las vigas de acero que servían de soporte a una capa de concreto donde descansaba la plataforma de la vía.

Pero la Fiscalía mencionó también la existencia de soldaduras defectuosas en las vigas de acero ubicadas debajo de la placa de concreto de la vía, que no se adhirieron o se abrieron. Los puntales de acero pensados para reforzar las vigas eran demasiado cortos o no estaban bien sujetos, y la línea elevada no estaba diseñada con un margen de seguridad suficiente, añadieron.

Estos problemas deformaron el entramado de la línea causando “grietas de fatiga” que redujeron la capacidad de la estructura para soportar peso.

La Línea 12 de la Ciudad de México, con un costo de 1.300 millones de dólares, se construyó entre 2010 y 2012, cuando el actual secretario de Exteriores, Marcelo Ebrard, era el alcalde de la capital. Ebrard está considerado uno de los probables candidatos a suceder al presidente Andrés Manuel López Obrador.

El proyecto estuvo marcado por los sobrecostos y supuestos fallos de diseño, corrupción y conflictos de interés.

El gobierno municipal se vio obligado a cerrar la línea en 2014, apenas 17 meses después de su inauguración, para que la vía pudiese ser sustituida o reparada. La parte que se derrumbó sigue cerrada desde mayo.

Algunas empresas involucradas en la construcción original han alegado desde entonces que un balastro más pesado y otros cambios y reparaciones efectuados a lo largo de los años podrían haber agregado demasiado peso a la línea elevada, o que ésta podría haberse debilitado por los frecuentes sismos registrados en la capital.

SAN JOSÉ (AP) — El asesinato múltiple de seis personas en una finca agrícola conmocionó el lunes a Costa Rica y mantiene ocupadas a las autoridades, que aún no tienen claro los motivos del hecho.

Entre los fallecidos está el estadounidense Steve Paul Sandusky, quien fue hallado en su propiedad junto a otras cinco víctimas costarricenses que llegaron el domingo a su finca en Llano Bonito de Buenos Aires de Puntarenas, en la zona sur del país.

El crimen consterna al país de Centroamérica con la menor tasa de homicidios (11.1 por cada 100.000 habitantes) y con un promedio diario de 1,5 muertes de este tipo por día, por lo que el hallazgo de seis personas en un solo hecho es motivo de preocupación y un amplio despliegue policial.

Según detalló el director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Walter Espinoza, Sandusky era residente en Costa Rica, donde poseía esta propiedad agrícola, y habría llamado a un hombre de apellidos Quesada Cascante de 44 años para que hiciera reparaciones a una maquinaria. Quesada Cascante viajó a la propiedad de Sandusky en compañía de su esposa de 41 años y su hijo de 20 años, además de otras dos personas de apellidos Borbón y Zúñiga.

El relato policial indica que los familiares de estas personas perdieron contacto con ellos pasado el mediodía del domingo, por lo que al percatarse que no había regresado a sus casas en la noche, salieron a buscarlos.

Los familiares reportaron a la policía el hallazgo de los seis cuerpos en la propiedad de Sandusky a eso de la 1:00 a.m. El estadounidense y otra de las víctimas fueron encontrados calcinados, mientras que a otro de los cuerpos lo habían roseado con combustible, pero no fue quemado. Los cuerpos restantes tenían impactos de bala.

Preliminarmente, las autoridades presumen que el móvil del crimen habría sido el robo, pues la casa del estadounidense mostraba signos de haber sido registrada y una de las ventanas estaba quebrada. El acceso a la casa constaba de un camino privado de aproximadamente 4 kilómetros hasta una calle pública.

La violencia del crimen y la poca claridad sobre los hechos dada la lejanía del lugar, obligaron al OIJ a desplazar equipos de inspecciones oculares y medicina forense desde San José para tratar de encontrar pistas que permitan determinar lo sucedido y hallar a los responsables, pues hasta el momento no hay sospechosos de este múltiple asesinato.

The Associated Press consultó a la Embajada de los Estados Unidos en Costa Rica sobre la identidad del estadounidense fallecido y si se habían hecho gestiones para contactar a sus familiares. Sin embargo se indicó que debido a la Ley de Privacidad no se puede brindar ningún dato al respecto.

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Seis personas fallecieron y otras dos resultaron heridas tras ser atacadas el lunes en plena calle por tres pistoleros en una localidad del occidente mexicano.

En la ciudad de Morelia, capital de estado de Michoacán, se registró la madrugada del lunes un violento incidente cuando tres personas se bajaron de dos vehículos y sin mediar palabras comenzaron a descargar su armas contra un grupo que se encontraba aglomerado frente a un bar, según un video que se difundió en las redes sociales.

En el lugar del ataque murieron tres personas y otras tres fallecieron mientras recibían atención en los centros de salud, indicó en un comunicado la Fiscalía General de Michoacán. Otra dos personas resultaron heridas en el hecho.

La Fiscalía General indicó que abrió una investigación por el caso y aseguró dos vehículos, uno de ellos sin placas de circulación que se encontraba estacionado en el lugar del ataque.

Michoacán es uno de los seis estados del país, junto con Guanajuato, Baja California, Jalisco, México, y Chihuahua, que concentraron la mitad de los homicidios que se registraron durante enero y agosto que alcanzaron los 22.611, según cifras de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana. De acuerdo a las autoridades los homicidios dolosos ocurridos en los primeros ochos meses del año disminuyeron 3,9%, en comparación con igual período del año pasado.

Las políticas de seguridad desarrolladas por el presidente Andrés Manuel López Obrador durante los primeros tres años de su sexenio han sido cuestionado por opositores y analistas que sostienen que no hay un plan definido y que sólo aplican acciones aisladas que no han contribuido a resolver el problema de la criminalidad en México.

EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

GALERÍA DE FOTOS

Video de hoy

Al Día con El Vocero Hispano: Teresa Hendricks

Andrés Abreu habla con la abogada Teresa Hendricks sobre los trabajadores migrantes.

FOTO NOTICIAS