ULTIMAS NOTICIAS

ATLANTA (AP) — Dos personas, entre ellas un presunto hombre armado, murieron la madrugada del miércoles luego de que se realizaron disparos en un edificio lujoso de apartamentos, informó la policía de Atlanta.

El jefe de la policía de Atlanta, Rodney Bryant, dijo en una conferencia de prensa que se reportaron disparos en el edificio poco antes de las 3:30 a.m. y que los agentes respondieron en cinco minutos. Agregó que inmediatamente se involucraron en un tiroteo con el hombre, que les abrió fuego.

Los agentes también encontraron una mujer muerta dentro de un apartamento. Bryant dijo que al parecer el hombre y la mujer se conocían.

“Tenemos una persona que falleció dentro del apartamento y la persona que creemos que fue el atacante también murió”, afirmó Bryant.

Según la prensa local, se le pidió a los residentes que se quedaran en sus apartamentos del edificio Atlantic House, de 32 pisos y dos piscinas en la azotea. Es uno de los edificios residenciales más altos de la ciudad.

En respuesta a los disparos, la policía cerró temporalmente las calles de al menos cuatro manzanas de edificios de oficinas y apartamentos, causando dolores de cabeza a la hora del tránsito matutino. La fuerte respuesta de emergencia incluyó un vehículo blindado, una ambulancia y varios policías con armas largas. La policía incluso utilizó un dron para evaluar el sitio.

WASHINGTON (AP) — El expresidente Donald Trump intentó bloquear el lunes la entrega de documentos relacionados con la insurrección del 6 de enero en el Capitolio a una comisión del Congreso encargada de investigar el ataque, impugnando la decisión inicial del mandatario Joe Biden de prescindir del privilegio ejecutivo que suele proteger las comunicaciones de la Casa Blanca.

En una demanda federal, Trump señaló que la solicitud del panel en agosto “tenía un alcance casi ilimitado” y desea acceder a archivos que carecen de un vínculo razonable con el asalto. Dijo que era una solicitud “ilegal y vejatoria” que está “desvinculada de cualquier propósito legislativo legítimo”, según los documentos presentados ante una corte federal del Distrito de Columbia.

La demanda de Trump era algo esperado, ya que había dicho que impugnaría la investigación, y al menos uno de sus aliados, Steve Bannon, ha impugnado una citación. Pero la impugnación jurídica fue más allá de las primeras 125 páginas de archivos que Biden aprobó recientemente para su entrega a la comisión. La demanda, que menciona como acusados al panel y los Archivos Nacionales, intenta invalidar completamente la solicitud del Congreso, a la que llama excesivamente amplia, indebidamente engorrosa y un desafío a la separación de poderes. Pide una orden de la corte para prohibir que el archivista entregue los documentos.

En un comunicado conjunto a última hora del lunes, el presidente de la comisión, Bennie Thompson, y la representante republicana Liz Cheney, vicepresidenta del panel, dijeron que lucharían contra la demanda, que según ellos no es “más que un intento de retrasar y obstruir” la investigación.

“Hay una larga historia de la Casa Blanca de satisfacer las solicitudes de investigación del Congreso cuando el interés público supera otras preocupaciones”, dijeron Thompson y Cheney. “Es difícil imaginar un interés público más convincente que tratar de obtener respuestas sobre un ataque a nuestra democracia y un intento de anular los resultados de unas elecciones”.

El gobierno de Biden, al autorizar la difusión de los papeles, dijo que la toma violenta del Capitolio hace más de nueve meses fue una circunstancia tan extraordinaria que amerita prescindir del privilegio que suele proteger las comunicaciones de la Casa Blanca.

La demanda de Trump fue presentada la noche previa a que el panel se reúna para votar si recomienda que Bannon sea declarado en desacato penal del Congreso por impugnar las exigencias de la comisión para que presente documentos y testimonio. En una resolución dada a conocer el lunes, la comisión afirma que el exasesor de Trump y conductor de podcast carece de la personalidad jurídica para rechazar a la comisión, incluso después de que el abogado de Trump le ha pedido que no dé a conocer información. Bannon era un ciudadano privado cuando habló con Trump antes del ataque, señaló la comisión, y Trump no ha argumentado lo del privilegio ejecutivo ante el panel.

La resolución menciona muchas formas en las que Bannon estuvo involucrado en los días previos a la insurrección, incluyendo reportes de que alentó a Trump a enfocarse en el 6 de enero, el día que el Congreso certificó las elecciones presidenciales, y sus comentarios del 5 de enero de que al día siguiente “se desataría el infierno”.

“El señor Bannon parece haber desempeñado un papel multifacético en los eventos del 6 de enero, y el pueblo estadounidense tiene derecho a escuchar su testimonio de primera mano con respecto a sus acciones”, escribió la comisión.

Una vez que la comisión vote sobre la resolución de desacato de Bannon, ésta pasará al pleno de la Cámara de Representantes para ser sometida a votación y de allí irá al Departamento de Justicia, el cual decidirá si inicia un juicio o no.

En una carta obtenida por The Associated Press, la Casa Blanca también presentó argumentos para socavar el alegato de Bannon. El asesor jurídico adjunto Jonathan Su escribió que la decisión del presidente sobre los documentos también era aplicable a Bannon, y “en este momento no estamos al tanto de ningún fundamento para la negativa de su cliente de presentarse a una deposición”.

“La determinación del presidente Biden de que una reafirmación del privilegio (ejecutivo) no se justifica con respecto a estos temas se aplica al testimonio de su cliente en una deposición y a cualquier documento que su cliente pueda poseer con relación a cualquiera de los dos temas”, le escribió Su al abogado de Bannon.

El abogado de Bannon dijo que aún no había visto la carta y no podía comentar sobre ella.

WASHINGTON (AP) — El gobierno del presidente Joe Biden solicitó el lunes a la Corte Suprema que bloquee una ley de Texas que prohíbe la mayoría de los abortos mientras se discute en tribunales la constitucionalidad de la medida.

La ley está en vigor desde septiembre, salvo por una suspensión que ordenó un tribunal de distrito y que duró apenas 48 horas, y prohíbe abortar una vez que se detecte la actividad cardíaca del embrión, lo cual sucede por lo general alrededor de las seis semanas y antes de que muchas mujeres se den cuenta que están embarazadas.

El Departamento de Justicia pidió al máximo tribunal levantar la orden impuesta por una corte federal de apelaciones de mayoría conservadora, la cual ha permitido a Texas continuar ejerciendo las restricciones más duras del país contra la interrupción del embarazo mediante una ley que fue redactada para dificultar su impugnación en el sistema de cortes federales. El departamento había anunciado sus intenciones el viernes pasado.

La ley de Texas contraviene las principales decisiones de la Corte Suprema sobre los derechos al aborto “al prohibir el aborto mucho antes de su viabilidad — de hecho, antes de que muchas mujeres si quiera se den cuenta que están embarazadas”, escribió el Departamento de Justicia en su solicitud ante el tribunal.

“La pregunta aquí es si se debe permitir que continúe la anulación de Texas a los precedentes de esta corte mientras los tribunales debaten la demanda presentada por el gobierno de Estados Unidos. Tal como lo reconoció la corte de distrito, no debería permitirse”, escribió la dependencia.

El gobierno también planteó la posibilidad de que el tribunal decida revisar por completo la ley de Texas y emita un fallo sobre su constitucionalidad, a pesar de que los tribunales menores aún no lo han hecho. La Corte Suprema rara vez interviene a estas alturas tan prematuras de una demanda.

FILADELFIA (AP) — Un hombre acusado de violar a una mujer en un tren de media distancia a las afueras de Filadelfia la acosó durante más de 40 minutos mientras varias personas alzaban sus celulares, al parecer para grabar la agresión sin intervenir, según las autoridades.

Pasaron más de 20 paradas mientras el hombre acosaba, manoseaba y finalmente violaba a la mujer, dijo en una conferencia de prensa el lunes el jefe de policía de la Autoridad de Transportes del Sureste de Pensilvania.

La policía cree que ninguno de los pasajeros en el tren llamó al número de emergencias 911. Se investiga si algunos pasajeros grabaron la agresión.

El hombre y la víctima subieron al tren en la misma parada el miércoles por la noche en el norte de Filadelfia. La policía apartó al hombre de la mujer en la última parada, tres minutos después de que un empleado del servicio de transportes llamara al 911, según las autoridades.

“Lo que queremos es que todo el mundo esté enojado y asqueado y sea decidido a la hora de hacer el sistema más seguro”, dijo el jefe de policía de la red de transportes, Thomas J. Nestel III, en una conferencia de prensa.

Fiston Ngoy, de 35 años, fue acusado de violación y delitos relacionados, según los registros de su arresto.

La documentación policial detalla las horas de la agresión, incluido ese espacio de 40 minutos durante los que la mujer parecía haber apartado varias veces a Ngoy.

Nestel no dio un número aproximado de testigos, y en los documentos policiales no estaba claro cuántos pasajeros estuvieron presentes durante esos 40 minutos. Las autoridades no han publicado el video de vigilancia.

“Puedo decirles que había gente alzando su celular en la dirección de esta mujer que estaba siendo atacada”, dijo.

El superintendente Timothy Bernhardt, de la Policía de Upper Darby, señaló que las imágenes de vigilancia mostraban a otros pasajeros en el tren y que alguien “debería haber hecho algo”. Bernhardt no respondió a mensajes enviados el lunes.

En declaraciones al New York Times, Bernhardt dijo que las personas que grabaran el ataque y no intervinieran podrían ser procesadas, algo que decidiría la fiscalía del condado Delaware.

El 911 de Filadelfia no recibió ninguna llamada. Nestel dijo que la policía estaba esperando a que el 911 del condado Delaware, que cubre las dos últimas paradas de la línea de tren, determinara si había recibido llamadas.

ORANGE, California, EE.UU. (AP) — El expresidente Bill Clinton llegó el domingo a su hogar en Nueva York para seguir recuperándose de una infección que lo mantuvo seis días en un hospital del sur de California, informaron autoridades.

Clinton salió del Centro Médico Irvine de la Universidad de California a las 8 de la mañana con su esposa Hillary Clinton del brazo. Vestido con pantalones de mezclilla, saco deportivo y una mascarilla, salió del hospital lentamente y se detuvo para estrechar la mano de médicos y enfermeras alineados en la acera.

Levantó el pulgar cuando un periodista le preguntó cómo se sentía. Luego, él y Hillary subieron a una camioneta negra y partieron en una caravana escoltada por la Patrulla de Caminos de California en dirección al aeropuerto.

“La fiebre y el recuento de glóbulos blancos (de Clinton) ya están a niveles normales, y regresará a su casa en Nueva York para terminar su tratamiento con antibióticos”, dijo el doctor Alpesh N. Amin en un comunicado compartido en Twitter por un portavoz de Clinton.

El exmandatario de 75 años ingresó el martes al hospital en el sureste de Los Ángeles con una infección no relacionada al COVID-19. El domingo por la tarde arribó a su residencia de Chappaqua, Nueva York.

Su portavoz Angel Ureña informó el sábado en un comunicado que Clinton permanecería una noche más en el hospital “para recibir antibióticos intravenosos antes de su alta prevista para mañana”. Agregó que todos los indicadores de salud tenían una tendencia “en la dirección correcta”.

Hillary Clinton acompañó a su esposo en el hospital. El sábado también estuvo presente su hija Chelsea Clinton.

El presidente Joe Biden dijo el viernes en la noche que había conversado con Bill Clinton y que el expresidente “envía saludos”.

“Está bien, realmente lo está”, afirmó Biden en declaraciones en la Universidad de Connecticut.

Un colaborador del exmandatario dijo que Clinton tenía una infección urológica que se le fue a la sangre, pero nunca entró en choque séptico, un problema que puede ser mortal.

Desde que dejó la Casa Blanca en 2001, el expresidente ha tenido diversas crisis de salud. En 2004, le efectuaron una cirugía de bypass cuádruple tras sufrir prolongados dolores en el pecho y dificultad para respirar. En 2005 le operaron un pulmón parcialmente colapsado y en 2010 le implantaron un par de stents en una arteria coronaria.

Clinton bajó de peso y mejoró de salud tras adoptar una dieta principalmente vegana.

Reanudó sus actividades e hizo campaña a favor de candidatos demócratas, en especial para Hillary Clinton, que en 2008 no logró obtener la candidatura presidencial.

En 2016, cuando Hillary Clinton intentó de nuevo ser la abanderada presidencial demócrata, su esposo, para entonces abuelo y próximo a cumplir 70 años, volvió a apoyarla en su campaña.

EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

GALERÍA DE FOTOS

Video de hoy

Al Día con El Vocero Hispano: Teresa Hendricks

Andrés Abreu habla con la abogada Teresa Hendricks sobre los trabajadores migrantes.

FOTO NOTICIAS