ULTIMAS NOTICIAS

GRAND RAPIDS, Michigan (EVH) — El reverendo Al Sharpton exigió a las autoridades de Grand Rapids que identifiquen públicamente al oficial que mató a Patrick Lyoya, el inmigrante nativo del Congo que recibió un disparo mortal en la nuca después de un forsejeo en una parada de tráfico el 4 de abril.

El líder afroamericano proclamó en un discurso durante el funeral de Lyoya el viernes 22 de abril: "¡Queremos su nombre!"

Los comentarios de Sharpton renovaron las demandas de los familiares y activistas de Lyoya que piden que sea revelado el nombre del oficial de la policía de Grand Rapids que le disparó fatalmente al inmigrante africano.

Los activistas reclaman que sean publicados inmediatamente los nombres de los oficiales que incurren en alegados abusos y fatalidades contra las personas de origen afroamericano.

La policía de Grand Rapids ha dicho que retendrá el nombre del oficial a menos que se presenten cargos de acuerdo al sistema judicial.

“Cada vez que arrestan a un joven negro o una joven negra en esta ciudad, ponen su nombre en todas las noticias. Cada vez que somos sospechosos de algo, ponen nuestro nombre”, dijo Sharpton. “¿Cómo te atreves a retener el nombre de un hombre que mató a este hombre? ¡Queremos su nombre!

En la tarima del evento al que asistieron unas dos mil personas y que se llevó a cabo al mediodía en el templo protestante, Renaissance Church of God in Christ ,se encontraban la alcaldesa de Grand Rapids, Rosalynn Bliss y el gerente de la Ciudad, Mark Washington a quienes los activistas reclaman que ordene la publicación del nombre del oficial envuelto en el caso.

En un comunicado el viernes, el administrador de la ciudad, Mark Washington, reconoció las demandas y dijo que discutiría el asunto con el jefe de policía y los funcionarios de recursos humanos.

“La reforma policial requiere evaluar muchas prácticas de larga data para garantizar que nuestras acciones sean consistentes con los mejores intereses de la comunidad y las personas involucradas”, dijo Washington.

No se ha establecido un cronograma para las discusiones o una decisión, dijo el portavoz David Green, y agregó que la declaración de Washington tenía la intención de que los residentes de la ciudad supieran "los escuchamos" y "estamos dispuestos a evaluar esa práctica y ver si funciona o no".

Sharpton señaló que Lyoya fue asesinado el 4 de abril, el aniversario del asesinato del reverendo Martin Luther King Jr. en 1968, poniendo la muerte de Lyoya en el contexto del movimiento nacional de derechos civiles. Dijo que Lyoya vino a Estados Unidos en busca de una vida mejor y "se encontró con un Estados Unidos que conocemos demasiado bien". Instó a los reunidos a seguir luchando por la justicia y pidió una investigación federal sobre el asesinato de Lyoya.

Andrew Birge, fiscal federal del distrito que incluye a Grand Rapids, dijo en un comunicado que su oficina y el FBI habían ofrecido ayuda a los investigadores estatales y fiscales locales y que el Departamento de Justicia puede brindar “consulta, mediación o asistencia en capacitación”. Dijo que su oficina continuará revisando los hechos para determinar si se justifica una respuesta federal adicional.

La fiscal general del estado de Michigan, Dana Nessel, dijo el martes 19 de abril que desearía hacerse cargo del caso de Patrick Lyoya debido a que el actual fiscal del condado de Kent, Christ Becker, que es a quien le corresponde poner cargos al oficial, tiene demasiados vínculos con la agencia lo que podría quitar transparencia al proceso.

Sharpton y el abogado de derechos civiles Ben Crump, que representa a la familia Lyoya, se unieron con frecuencia a los dolientes para hablar en los funerales de los negros asesinados por la policía. Sharpton ha participado activamente en los reclamos de justicia por la muerte d varios afroamericanos de manos de la policía como los de George Floyd, que provocó grandes protestas a nivel nacional; Daunte Wright, quien recibió un disparo durante una parada de tráfico en los suburbios de Minneapolis; Andre Hill, quien fue asesinado en Columbus, Ohio; y Andrew Brown Jr., quien fue asesinado en Carolina del Norte.

Crump también pidió justicia el viernes y dijo que “un oficial de policía anónimo escaló una simple parada de tránsito por un delito menor a una ejecución mortal”. Dijo que el problema es de humanidad y pidió a los legisladores federales que aprueben reformas destinadas a frenar el racismo sistémico en la vigilancia.

El cuerpo de Lyoya yacía en un ataúd blanco abierto dentro de la iglesia antes de que comenzara el servicio. Una vez que comenzó el funeral, se cerró el ataúd y se cubrió con la bandera del Congo. Debajo del ataúd, un letrero con una imagen de la bandera estadounidense y una foto de Lyoya decía: “Es nuestro derecho a vivir”, tanto en inglés como en swahili.

La madre de Lyoya, Dorcas, sollozaba mientras los dolientes presentaban sus respetos, y las lágrimas corrían por sus mejillas mientras sonaba la música y cantaba un coro.


EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

FOLLOW US

 
   

 

Video de hoy

Esta Semana con El Vocero Hispano: Edición 1287

 

Andrés Abreu y Edith Reyes hablan sobre la edición 1287 (20 de mayo de 2022) de El Vocero Hispano.

FOTO NOTICIAS