ULTIMAS NOTICIAS

(BOSTON)- Una investigación presentada el jueves, noviembre 11 en la conferencia internacional Clinical Trials on Alzheimer's Disease (CTAD) en Boston, indica que se puede usar un análisis de sangre para identificar a las personas con una mayor probabilidad de tener amiloide cerebral, una proteína que es un factor de riesgo para desarrollar los síntomas de la enfermedad de Alzheimer.

La investigación muestra que un nuevo análisis de sangre que tiene una precisión del 81% para predecir el nivel de amiloide, el método tradicional para determinar la acumulación de placas amiloides en el cerebro, entre personas que no muestran síntomas de la enfermedad de Alzheimer. Por primera vez, el análisis de sangre se utilizará en un ensayo clínico con el objetivo de prevenir los síntomas de la enfermedad de Alzheimer, llamado Estudio AHEAD, que está inscribiendo a personas de 55 años.

"El examen de detección en sangre es un gran paso adelante en la detección de cambios en el cerebro entre las personas que aún no muestran síntomas de pérdida de memoria", dijo Reisa Sperling, MD, directora del Centro de Investigación y Tratamiento de Alzheimer en Brigham and Women's Hospital, Harvard. Facultad de Medicina y co-investigador principal del Estudio AHEAD.

“La nueva tecnología de análisis de sangre puede ayudar a identificar a quienes tienen más probabilidades de tener cambios cerebrales de la enfermedad de Alzheimer, lo que les permite inscribirse en ensayos de prevención o tratamiento lo antes posible. Este es un logro notable que puede llevar a la detección y el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer mucho antes y, con suerte, algún día, a prevenir la pérdida de memoria asociada con esta devastadora enfermedad ".

Los resultados presentados en CTAD muestran que el análisis de sangre identifica proteínas amiloides específicas en el plasma sanguíneo y es una forma prometedora de evaluar la probabilidad de que alguien tenga acumulación de amiloide en el cerebro.

Otro objetivo importante del estudio AHEAD es reclutar una población diversa de participantes. "También esperamos que esta nueva prueba facilite a las personas de diversos orígenes, especialmente a las personas de color, saber si podrían ser las adecuadas para el estudio al comenzar con este simple análisis de sangre", dijo el Dr. Sperling.

Financiado por los Institutos Nacionales de Salud (NIH) y Eisai Inc., una subsidiaria estadounidense de Eisai Co., Ltd., el Estudio AHEAD está inscribiendo a personas entre las edades de 55 y 80 para evaluar si la eliminación de las placas amiloides en el cerebro puede retrasar o prevenir la aparición de los síntomas de la enfermedad de Alzheimer. El estudio inscribirá a 1,165 participantes de América del Norte, con centros de investigación en 75 comunidades de Estados Unidos y Canadá. Los investigadores creen que el uso de un análisis de sangre de detección reducirá las barreras para participar en los ensayos clínicos, especialmente entre las comunidades de color, que históricamente están subrepresentadas en los ensayos de Alzheimer.

 

 

Por Dra. Abha G Varma, MD

Especialista en Medicina Interna

Doctorabha.com

 

Lo que comenzó como una enfermedad viral misteriosa que se extendió por todo el mundo, se ha convertido en una carga médica, financiera y social más allá de toda medida o control. El COVID-19, una partícula viral cambiante que aún puede aprender a evadir las vacunas a medida que muta más allá de su tipo salvaje, ha obligado a una pausa internacional nunca vista en nuestra vida.

Las pandemias ocurren una vez en la vida, no, una vez en un siglo. Este virus ha puesto a prueba nuestra fe en la ciencia y en la humanidad, ya que millones han perdido sus puestos de trabajo, se han gastado miles de millones en restaurar la economía y miles de millones más en una carrera por la cura. ¿Cómo nos calificaremos a nosotros mismos? ¿Y qué habremos aprendido?

La gravedad del virus es indiscutible.

El Covid-19 es real, es mortal, y continúa infectando y cobrando vidas. Entonces, ¿cómo podemos pensar en abrir el país como si hubiéramos ganado esta pelea? ¿Cómo podemos actuar en comunión entre amigos y familiares, extraños y compañeros de trabajo como si la pandemia hubiera terminado? La apertura del país puede ser considerada por algunos como un triunfo, pero por otros, como un error de cálculo prematuro.

Cualquier sugerencia de ganar esta pelea dependerá de que una nación comprometida trabaje en conjunto para comprender el daño que el COVID-19 ha causado (750,000 y un número creciente de vidas perdidas aquí solo en los EE. UU.) Con casos positivos aún existentes, focos de estadounidenses aún sin vacunar y vidas más jóvenes ocupando camas de hospital.

La confianza en el sistema y aceptar al mandato de la máscara y las restricciones pueden llegar a considerarse ambiciosas. La intención de una administración de lograr un hito heroico para el 4 de julio se basó en gran medida en un impulso que no prevaleció después de abril. Si bien ninguna aspiración está garantizada, la pregunta de por qué no podemos considerar este ambicioso objetivo de lograr la inmunidad colectiva (75% de la población completamente vacunada) como una victoria colectiva para esta nación rica, es digna de discusión. Un retiro a la soledad y el aislamiento del 2020 no es algo que deba repetirse, pero puede ser necesario una vez más en medio de nuestro lapso de impulso nacional y local.

En la actualidad, el 60% de los habitantes de Michigan han respondido al llamado de la vacunación para abrir nuestros bares, restaurantes, gimnasios, de hecho, nuestras vidas. Todos debemos hacer nuestra parte. Haz las preguntas correctas. Comprometerse con la cura, que es reconocer que este virus se ha cobrado la vida de nuestros seres queridos, mientras que nuestros trabajos se han puesto en peligro y nuestra capacidad para viajar y ver a nuestros amigos y familiares al otro lado de la frontera se ha visto comprometida.

No soy un estratega del miedo. Soy medico. Lo he visto todo. Lo he dicho todo. Lo he escuchado todo. Te lo prometo, mi misión no ha vacilado. Protegerse significa protegerse unos a otros. No podemos estar seguros como individuos hasta que estemos seguros como estado y como nación. Debemos vernos a nosotros mismos como parte de un todo más grande y vulnerable. Cualquier cosa menos presagiará un regreso a la forma en que eran las cosas el año pasado. Haga las preguntas correctas. Consulte a su médico. Confíe en la ciencia, en los hechos, en los datos, no en las historias de unos pocos. El conjunto más amplio ha sido testigo de la pérdida de 5 millones de vidas en nuestro frágil mundo. No podemos permitirnos el lujo de perpetuar esta devastadora pandemia cuando tenemos un milagro científico disponible en forma de una vacuna que es gratuita, en todas las farmacias y disponible para todas las personas de 5 a 105 años. Pregúnteme. Pregúntele a sus médicos de confianza. Obtenga información y permita que la atención médica responda a sus preguntas.

 

www.fox17online.com Lunes a las 7:20 am aparición para la discusión de Covid19

 

NUEVA YORK (AP) — ¿Son las dosis de refuerzo iguales que las vacunas anteriores contra el COVID-19?

Sí, las dosis de refuerzo utilizan la misma receta que las anteriores, pese a la aparición de la variante delta, más contagiosa. Las vacunas no se modificaron para ajustarse a delta porque siguen funcionando bien.

Las vacunas funcionan entrenando al cuerpo a reconocer y combatir la proteína espicular que recubre el coronavirus y le ayuda a invadir las células del cuerpo. Por suerte, las mutaciones de delta no hacían al virus tan diferente como para evitar la detección.

La protección adicional que podría obtener de una dosis de refuerzo modificada para ajustarse mejor a una variante sería mínima, indicó el doctor Paul Goepfert, director de la Clínica de Investigación de Vacunas de Alabama en la Universidad de Alabama en Birmingham.

Fabricar dosis con una nueva fórmula también habría retrasado la distribución de los refuerzos.

Moderna y Pfizer estudian dosis de refuerzo adaptadas a delta y otras variantes para que estén listas si son necesarias. Las autoridades de salud tendrían que decidir si y cuándo merecería la pena cambiar de fórmula.

“Lo que no sabemos”, señaló Goepfert, “es si tienes una vacuna delta, en comparación con la vacuna normal, ¿de verdad funciona mejor para evitar el contagio o la infección asintomática?”.

Estados Unidos ha autorizado dosis de refuerzo para Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson en algunas personas, y otros pocos países utilizan refuerzos de esos fármacos o de otras vacunas contra el COVID-19.

WASHINGTON (AP) — Unos 900,000 niños de entre 5 y 11 años recibirán su primera dosis de la vacuna contra COVID-19 en la primera semana de elegibilidad, informó el miércoles la Casa Blanca.

La aprobación final de las vacunas para niños fue otorgada el 2 de noviembre y al día siguiente ya había chicos recibiendo la inyección.

Actualmente unas 200,000 farmacias, clínicas y consultorios médicos están ofreciendo la vacuna y el gobierno calcula que para la noche del miércoles más de 900,000 niños habrán recibido su inoculación y otros 700,000 en los días subsiguientes.

Unos 28 millones de chicos entre los 5 y los 11 años pueden recibir la vacuna Pfizer, que tiene un tercio de la potencia de la aplicada para adolescentes y adultos.

Los chicos que reciban sus dos dosis para fines de la semana entrante estarán totalmente inoculados para las fiestas navideñas.

El gobierno está animando a las escuelas a ofrecer vacunas en sus predios, a fin de estimular la participación en la campaña. La Casa Blanca, además, le está pidiendo a los colegios propagar mensajes de expertos de confianza, como médicos o funcionarios de salud locales, a fin de combatir la desinformación.

GRAND RAPIDS, MICHIGAN El martes, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) de Estados Unidos autorizaron el uso de emergencia para la vacuna contra el COVID-19 desarrollada por Pfizer y su socio BioNTech a partir del viernes para los niños de 5 a 11 años. 

Como resultado de este desarrollo, el Departamento de Salud del Condado de Kent (KCHD) actualmente está programando citas para la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer BioNTech para este grupo etario. Además, todos los centros tendrán un horario extendido el martes 9 de noviembre y el martes 16 de noviembre de 2021 de 8 a. m. a 11:45 a. m. y de 12:45 p. m. a 6:45 p. m. Las citas pueden programarse para los tres centros del KCHD llamando al (616) 632-7200 durante el horario de atención habitual. 

Se requiere que el padre, la madre o el tutor legal asista a la cita de vacunación o que envíe una certificación con un adulto de al menos 18 años de edad que indique que este cuenta con la autorización legal para firmar en nombre del menor para la vacuna. Este adulto debe estar familiarizado con los antecedentes médicos del menor. 

“Nos complace enormemente poder ofrecer esta próxima ola de vacunas a los niños más pequeños”, expresó Mary Wisinski, supervisora de vacunación del KCHD. “Detectamos un aumento en la cantidad de niños infectados con COVID-19 desde este verano. Esta vacuna los protege a ellos y también ayudará a disminuir la transmisión de la enfermedad en nuestra comunidad. Vacunar a un solo niño tiene el potencial de salvar muchas vidas”. 

Al igual que la versión para adultos, esta vacuna requiere dos dosis, que se administran con una diferencia de al menos tres semanas una de otra. Sin embargo, la dosis es aproximadamente un tercio de la dosis para adultos. Además, se utilizará un empaquetado diferente para evitar confusiones, así como es probable que se usen agujas más pequeñas. 

Entre sus hallazgos durante las pruebas clínicas, la Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration, FDA) de Estados Unidos determinó que la vacuna de Pfizer tiene un 90.7 % de eficacia para la prevención de COVID-19 en niños de 5 a 11 años. La seguridad de la vacuna se analizó en aproximadamente 3,100 niños de 5 a 11 años y no se detectó ningún efecto secundario grave durante el estudio en curso. Actualmente el uso de la vacuna de Pfizer solo está aprobado para niños de 5 a 11 años.

Así mismo, la orden actual de uso de mascarilla en las escuelas del Condado de Kent expirará 60 días después de la fecha en que la vacuna contra el COVID-19 se autorice o se apruebe y esté disponible para las personas de pre kindergarten a sexto grado, o después de que los CDC clasifiquen como “baja” la tasa de infección durante al menos siete días consecutivos. 

Para obtener respuestas a las preguntas frecuentes, mire el video de Datos sobre la Vacuna (Facts about the Vax) en YouTube.com buscando KCHD News Network. Se anima a los residentes a visitar vaccinatewestmi.com para encontrar centros adicionales.

 

EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

FOLLOW US

 
   

 

Video de hoy

Esta Semana con El Vocero Hispano: Edición 1287

 

Andrés Abreu y Edith Reyes hablan sobre la edición 1287 (20 de mayo de 2022) de El Vocero Hispano.

FOTO NOTICIAS