ULTIMAS NOTICIAS

TEGUCIGALPA (AP) — El Consejo Nacional Electoral de Honduras declaró oficialmente el lunes a Xiomara Castro de Zelaya como la presidenta electa del país centroamericano, tres semanas después de celebradas las elecciones generales.

“Por voluntad mayoritaria del pueblo hondureño expresada de forma soberana en las urnas, el pleno del Consejo Nacional Electoral declara electa como presidenta constitucional de la República de Honduras por el período de cuatro años, que se inicia el 27 de enero del 2022 y finaliza el 27 de enero de 2026, a la ciudadana Iris Xiomara Castro Sarmiento”, expresó el consejero presidente del organismo electoral, Kelvin Aguirre, en cadena de radio y televisión.

Castro de Zelaya, de 62 años, será la primera mujer presidenta de Honduras en su historia, luego de resultar la más votada con el 51% de los votos (más de 1,7 millones) en los comicios del 28 de noviembre. La abanderada, del Partido Libertad y Refundación (izquierda) es esposa del expresidente Manuel Zelaya, depuesto por un golpe de Estado en 2009. El segundo lugar de la elección correspondió al candidato oficialista Nasry Asfura, que sacó el 36.9 de los sufragios.

El ente electoral también oficializó como designados a la Presidencia de la República electos a Salvador Alejandro César Nasralla, Doris Alejandrina Gutiérrez y Renato Florentino Pineda. Además, divulgó los nombres de los 20 diputados electos que integrarán el Parlamento Centroamericano (Parlacen).

Aguirre, junto a las consejeras Rixi Moncada y Ana Paola Hall, informó que el 28 de diciembre brindarán la declaratoria oficial de la elección de los 128 diputados al Congreso Nacional e igual número de suplentes, así como de las 298 nuevas corporaciones municipales.

“Como Consejo Nacional Electoral queremos destacar que se ha respetado la soberanía popular, se ha cumplido con la ley, se han atendido los reclamos presentados y se han revisado voto por voto y marca por marca las actas con lo que se garantiza la integridad del proceso electoral”, puntualizó Aguirre.

CIUDAD GUATEMALA (AP) — Cientos de personas bloquearon una carretera el lunes para exigir que se investigue la masacre de 11 personas y la muerte de otras dos, incluido un policía, en una comunidad al occidente de Guatemala.

Con ocho féretros, de los 11 masacrados, colocados en una improvisada tarima de madera sobre la carreta, los familiares exigieron a las autoridades dar con el paradero de los responsables de la matanza ocurrida el fin de semana en la aldea Chiquix, del municipio de Nahualá, que mantiene conflicto limítrofe por acceso al agua y tierras con Santa Catarina Ixtahuacán, ambas del departamento de Sololá.

Moisés Tepaz, un lugareño de Santa Catarina Ixtahuacán, dijo vía telefónica a The Associated Press que los fallecidos eran oriundos de su comunidad. Explicó que los fallecidos eran de cuatro familias que hace tres meses fueron desalojadas de su comunidad en Nahualá, donde tenían sus siembros, y que decidieron ubicarse en Santa Catarina Ixtahuacán. Agregó que regresaron a cosechar lo trabajado, para lo cual pidieron protección a la policía, pero fueron atacados.

“Cuando iban en el camino fue el ataque, no fue un enfrentamiento, fue una emboscada, un ataque planificado”, dijo Tepaz, quién responsabilizó a habitantes de Nahualá de la masacre.

En la carretera los manifestantes portaban cárteles en los que se puede leer, “Tenemos derecho a vivir en Paz”, “Exigimos a las autoridades la captura de estos criminales y asesinos de Nahualá”.

Horas antes las familias recibieron los cuerpos de los fallecidos.

El Instituto Nacional de Ciencias Forenses informó que la causa de muerte de los campesinos indígenas quichés fue por heridas con arma de fuego.

El sábado, la policía descubrió los cadáveres amontonados en un camino de terracería, y entre los muertos habían mujeres, hombres y cuatro niños, incluido uno de 5 años. También encontraron una patrulla de la policía destruida y un camión. Un día antes, la policía reportó que un agente había sido secuestrado y asesinado cuando realizaba patrullajes en la zona.

El conflicto entre las dos comunidades tiene décadas y ha cobrado la vida de decenas de personas. Los problemas se deben a que comparten yacimientos de agua y caminos vecinales que ambas reclaman como propios. El año pasado, debido a los incidentes violentos en el lugar, el gobierno decretó un estado de sitio para intentar apaciguar la violencia.

El vicepresidente guatemalteco Guillermo Castillo encabezó una mesa de diálogo que hasta ahora no ha tenido el resultado esperado.

PUERTO PRÍNCIPE, Haití (AP) — Una banda de secuestradores en Haití liberó a todos los rehenes restantes de un grupo misionero de Estados Unidos, informaron la policía haitiana y el grupo el jueves.

El portavoz de la policía de Haití, Gary Desrosiers, confirmó a The Associated Press la liberación de los rehenes restantes del grupo secuestrado hace dos meses, pero de momento no ofreció más detalles.

“Damos gracias a Dios por haber escuchado nuestras plegarias —los 12 rehenes restantes son LIBRES”, escribió el grupo Ministerios de Ayuda Cristiana en un comunicado. “Únanse a nosotros al agradecer a Dios que los 17 seres queridos nuestros ya están a salvo”.

El grupo de Ohio indicó que espera proporcionar información nueva más adelante.

“Nos sentimos muy bien”, dijo Ron Marks, pastor de la iglesia Hart Dunkard Brethren en Hart, Michigan, que tenía algunos feligreses entre los rehenes.

Carleton Horst, miembro de la congregación Hart, dijo que los feligreses recibieron un mensaje de texto el jueves por la mañana de “alguien conectado a la situación”, según el cual todos los rehenes quedaron en libertad.

Una mujer y cuatro de sus hijos estaban entre los rehenes. Horst, que es amigo de la familia, dijo que la iglesia está jubilosa y “feliz de que esa parte de las cosas finalmente ha terminado, alabemos al Señor por eso”.

Los misioneros fueron secuestrados por la banda 400 Mawozo el 16 de octubre. En el grupo conformado por 16 ciudadanos estadounidenses y un canadiense se encontraban cinco niños, incluyendo un bebé de ocho meses. Su chofer haitiano también fue secuestrado, de acuerdo con una organización local de derechos humanos.

Los rehenes provienen de Michigan, Wisconsin, Ohio, Tennessee, Pensilvania, Oregon y Ontario, Canadá, según la organización misionera.

“Hoy es el día que esperábamos, por el que rezábamos y por el que trabajamos tanto”, dijo el legislador Bill Huizenga, cuyo distrito en Michigan abarca a Hart.

“Quiero agradecer a los miembros del equipo negociador por sus esfuerzos para conseguir la liberación a salvo de todos los rehenes. Éste es un gran día para las familias de Michigan y todo el país que estaban preocupados por la seguridad de sus seres queridos”, dijo Huizenga.

El líder de la banda 400 Mawozo había amenazado con matar a los rehenes a menos que se cumplieran sus demandas. Las autoridades habían señalado que la banda exigía un millón de dólares por persona, si bien se desconocía si eso incluía a los niños del grupo.

No estaba claro el jueves si se pagó rescate o de qué manera se logró la liberación de los rehenes.

EL TEJAR, GUATEMALA (AP) — Entre flores blancas y amarillas, y a la luz de las velas, familiares, amigos y vecinos velaron el domingo el cuerpo de Daniel Arnulfo Pérez Uxla en su vivienda de El Tejar.

Pérez Uxla fue uno de los cuatro migrantes que murieron en un accidente vial en Chiapas, México, durante su trayecto hacia la frontera con Estados Unidos. Sus restos fueron repatriados a Guatemala en la víspera.

Un herrero de profesión de 41 años de edad, Pérez Uxla decidió irse a Estados Unidos para pagar la deuda de una hipoteca de su casa. Meses antes había perdido su empleo a causa de la pandemia y entonces encontró en la migración la oportunidad para mejorar la situación económica de su familia. No contaba, sin embargo, con que un accidente de tráiler en el camino le arrebataría el sueño americano y dejaría a su esposa y sus tres hijos sin la oportunidad de verlo regresar con vida.

El 9 de diciembre, un tráiler con más de 150 migrantes a bordo —en su mayoría de Guatemala— se accidentó en una localidad de Tuxtla Gutiérrez en Chiapas, dejando en el lugar a 49 personas muertas y a otras siete que perdieron la vida en hospitales. Más de 100 personas resultaron heridas.

Según los sobrevivientes, el tráiler acaba de pasar un control migratorio cuando tomó una curva a exceso de velocidad y fue a chocar de frente contra la base de una pasarela que provocó que volcara.

El cuerpo de Pérez Uxla fue uno de los cuatro que fueron repatriados junto con los restos identificados de Leonel Estuardo Gómez Zepeda, Daymen Erick Fuentes Bravo y Cecilio Federico Ovalle Cifuentes, oriundos del departamento de San Marcos, fronterizo con México.

A cientos de kilómetros, en Malacatán San Marcos, Santos Gómez, padre de Gómez Zepeda, lloraba la muerte de su hijo.

“Iban con ilusión”, contaba su padre a los periodistas. Emigró para cubrir las necesidades de sus cuatro hijas.

“Decidió hacer el viaje, ellos a veces no le avisan a uno si hay algún problema en el camino, Yo supe del accidente por las redes sociales”, cuanta Gómez, a quién le tocó reconocer los restos de su hijo. “Ya ve que aquí si hay un sueldito es para comer nada más”.

Según Eduardo Hernández, viceministro de temas de migrantes del Ministerio de Relaciones Exteriores, para identificar plenamente a los fallecidos se requiere de tres condiciones: una inspección con fotografías, el reconocimiento ocular por parte de las familias y la lectura de huellas dactilares.

Hernández dice que de los 56 fallecidos en la tragedia se ha identificado plenamente a 6 guatemaltecos, 14 más se tienen indicios que son originarios del país centroamericano.

Mariela de Pérez, esposa del fallecido, cuenta que cuando se enteró de la noticia del accidente, la invadió la desesperación por no tener noticias de su esposo. Un día después, junto a una amiga, decidió viajar a México a buscarlo. “Me fui a la buena de Dios”, relata.

Mientras de Pérez recuerda a su esposo y atiende a los vecinos que llegan a su humilde casa de lámina, tres niños se acercan a abrazarla, son vecinos del lugar. Uno de ellos, de no más de 10 años, la reconforta: “Se te fue tu marido, ya los dejó solos, pero voy a seguir viniendo” le dice.

Cuando de Pérez se fue a México, buscó sin éxito a su esposo en todos los hospitales que se habían publicado que habían recibido a heridos del accidente. No quería ir al último lugar que la gente le decía que debía ir: la morgue.

Allí estaba.

“Lo encontré dos días después de haber llegado, allí estaba en la Semefo” (Servicio Médico Forense de México), a donde llevan a los fallecidos para las necropsias de ley.

La esposa recuerda que, tras saber de la muerte de su marido, decidió ir al lugar del accidente, donde dejó una veladora. “No soy católica, pero mis suegros sí y ellos habrían querido que le prendiera una vela en el lugar donde murió”, dice.

De Pérez decidió que su marido debe ser enterrado el mismo domingo. “Ya no quiero alargar la agonía de todos, sobre todo de mis hijos”, dice la mujer, que también debe pensar ahora en cómo pagar la hipoteca .

Antes de ser enterrado en un nicho en un cementerio local, los vecinos y familia de los padres de Pérez Uxla le rindieron un homenaje en la casa donde vivió antes de casarse. Adornaron con globos blancos las entradas de sus casas, quemaron incienso, y colgaron carteles para recordarlo. Uno en especial sobresalía, donde está sonriendo y en la parte de abajo las banderas de Estados Unidos y Guatemala entrelazadas con la leyenda “descansa”.

CIUDAD GUATEMALA (AP) — Las autoridades mexicanas informaron el martes que han identificado a 18 migrantes fallecidos en el accidente de un tráiler ocurrido en el sureño estado de Chiapas la semana pasada, mientras que la cifra de muertos en ese percance subió a 56 al reportarse la muerte de otro migrante que estuvo hospitalizado durante cinco días.

Un vocero de la Fiscalía General de la República (FGR) dijo a The Associated Press que fueron identificados los nombres y la nacionalidad de ese grupo de migrantes, pero que será la oficina central de la entidad en la Ciudad de México la que brindará toda la información en los próximos días.

El migrante fallecido en la jornada, que no había sido identificado, estaba intubado en un hospital de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, adonde fueron llevados varios de los heridos. Al menos 62 continúan hospitalizados, cuatro de ellos en estado grave, según autoridades de salud en Chiapas.

En Guatemala, el viceministro de Relaciones Exteriores, Eduardo Hernández, informó que hasta el momento han confirmado la identidad de dos guatemaltecos entre los fallecidos y que se busca identificar a otros 12 que se premume también son del país centroamericano.

La lenta identificación de los muertos en el percance ha llevado a la desesperación de familiares, quienes han publicado sus números de teléfono y ahora afirman ser víctimas de extorsiones de personas que les exigen dinero para dar información del paradero de sus seres queridos.

El secretario de Salud de Chiapas, José Manuel Cruz Castellanos, confirmó que 45 migrantes —en su mayoría guatemaltecos— fueron dados de alta y que serán repatriados al rechazar la visa humanitaria que el gobierno de México les había ofrecido para permanecer por un año en el país.

El accidente, ocurrido en una localidad cercana de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, dejó también más de 90 migrantes heridos. En el tráiler viajaban amontonadas al menos 150 personas procedentes de Guatemala, Honduras, República Dominicana y Ecuador que buscaban alcanzar suelo estadounidense.

Según los relatos de algunos sobrevivientes los migrantes que murieron viajaban pegados a los muros del contenedor y muchos de ellos quedaron aplastados o entre los hierros. Las autoridades estiman que entre 300 y 500 guatemaltecos —muchos de ellos jóvenes y pobres— migran hacia el norte cada día.

Las autoridades de México, Estados Unidos y de Centroamérica han dicho que establecerán una red de colaboración para identificar y detener a los miembros de una red internacional de traficantes de personas a los que acusan de ser los responsables del accidente en Chiapas.

EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

FOLLOW US

 
   

 

Video de hoy

Esta Semana con El Vocero Hispano: Edición 1287

 

Andrés Abreu y Edith Reyes hablan sobre la edición 1287 (20 de mayo de 2022) de El Vocero Hispano.

FOTO NOTICIAS